Gusano para Android en el día de los enamorados de China

El 2 de agosto, cuando en China se celebra el día de los enamorados, un gusano de SMS para Android atacó a los usuarios de este país. Su nombre es XXshenqi.apk. En sólo seis horas, infectó 500.000 aparatos. El incidente ha recibido una amplia cobertura de los medios de comunicación. No sólo es un gusano de SMS, también contiene dos módulos maliciosos: XXshenqi.apk y su herramienta Trogoogle.apk.

La función de XXXshenqi.apk es enviar mensajes SMS para propagarse a sí mismo y descargar otra puerta trasera en el equipo de su víctima. Kaspersky Lab la detecta como Trojan.AAndroidOS.Xshqi.a.

Después de instalarse, envía un mensaje SMS a todos los contactos de la víctima para que ellos también instalen el troyano.




Después, revisa si com.android.trogoogle.apk se encuentra en el aparato. Si no, abre una ventana de diálogo para pedirle al usuario que instale tTrogoogle.apk.

Trogoogle.apk es un archivo de recurso en la carpeta de herramientas de XXXXshenqi.apk.

A continuación, pide al usuario que registre la aplicación. El troyano roba el nombre y la identificación personal del usuario y los envía a los cibercriminales que lo controlan.

Trogoogle.apk contiene más funciones maliciosas. Es una puerta trasera y Kaspersky Lab la detecta como Backdoor.AndroidOS.Trogle.a. Esconde su icono después de la instalación para que el usuario no detecte su presencia. Después cumple órdenes para realizar actos maliciosos. Estos son algunos de sus comandos:

"readmessage" (leer mensaje)
"sendmessage" (enviar mensaje)
"test" (probar)
"makemessage" (crear mensaje)
"sendlink" (enviar enlace)

También controla los mensajes de texto de la víctima y los envía al dueño del programa por correo electrónico o SMS.

El troyano apareció durante el día de los enamorados a propósito; los cibercriminales querían aprovechar la ingenuidad de los usuarios en este día especial. Por eso utilizan la ingeniería social para propagarse lo más posible e infectar cada vez más dispositivos. Este troyano es un buen ejemplo de por qué siempre debes pensar dos veces antes de abrir un enlace en tu teléfono móvil. No importa quién lo envíe, puedes acabar infectado.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *