El malware multinivel Loki se arraiga en Android

Tenemos noticias de la aparición de una nueva variante del malware para dispositivos móviles Android.Locki. Android.Loki hizo su aparición en febrero, pero la versión actual detectada por los analistas de virus de la compañía Dr. Web infecta las bibliotecas del sistema de Android.

Android.Loki es un troyano multicomponente que infecta los dispositivos en varios pasos. Primero se carga en el dispositivo y a continuación lo ejecuta un programa malicioso. Durante la primera ejecución el malware establece comunicación con el servidor del ataque y descarga el componente malicioso Android.Loki.28, además de varios exploits necesarios para obtener acceso de root. Después de ejecutar los exploits, el troyano incrementea sus privilegios y lanza el módulo Android.Loki.28.

Una vez lanzado, Android.Loki.28 modifica la partición del sistema /sistema, haciendo que sea posible escribir archivos. De esta manera, el malware adquiere la posibilidad de realizar cambios en los archivos del sistema. Locky extrae los componentes adicionales Android.Loki.26 y Android.Loki.27, para colocarlos en los directorios /system/bi / y /system/lib/. Después de modificar la biblioteca, Android.Loki.27 se incrusta en ella y se inicia cada vez que el sistema operativo la invoca.

Android.Loki.27, a su vez, desencadena el módulo malicioso Android.Loki.26 de los procesos del sistema que tienen acceso de root. Con esto, Android.Loki.26 incrementa sus privilegios hasta el nivel de root, obteniendo la posibilidad de descargar, instalar y desinstalar aplicaciones, tanto maliciosas como publicitarias, sin que el usuario se dé cuenta. Las últimas, por ejemplo, podrían permitir a un atacante obtener ingresos mediante la publicación de anuncios o engañando al contador de instalaciones de determinadas aplicaciones. Por el momento, el resultado de la infección efectuada por Loki son sólo anuncios fastidiosos, pero si la nueva versión se utiliza para descargar e instalar troyanos bancarios o extorsionistas, se convertirá en un problema grave.

Desafortunadamente para los usuarios, deshacerse de Loki no es tan simple. El módulo malicioso Android.Loki.27 se arraiga en las profundidades de los componentes del sistema: la modificación de una de las bibliotecas críticas del sistema la pone en dependencia del troyano, y si el sistema operativo Android no encuentra esta dependencia en la biblioteca, no será capaz de iniciarse y dará lugar a un mal funcionamiento del dispositivo. Para hacer que el dispositivo funcione de nuevo, hay que reinstalar su microprograma, con la consiguiente pérdida de todos los datos.

Fuentes: Threatpost

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *