Un trío de hackers son acusados de robar información para cometer fraude de acciones

La justicia estadounidense está procesando a tres personas acusadas de irrumpir en los servidores de correo de las más importantes firmas de abogados de los Estados Unidos para robar información privada sobre los casos y venderla en el mercado negro.

Los tres acusados, identificados como Iat Hong, Bo Zheng y Chin Hung, son ciudadanos chinos y fueron arrestados en Hong Kong y Macau. A pesar de que operaban desde el otro lado del mundo, los acusados se enfrentan a la extradición para ser juzgados ante la justicia estadounidense por haber victimizado a compañías de Estados Unidos.

Los delincuentes atacaron a siete compañías en Nueva York especializadas en fusión y adquisición de compañías y lograron irrumpir en dos de ellas. Los hackers utilizaban credenciales de la compañía y, haciéndose pasar por analistas de seguridad, instalaron un programa malicioso que les permitía recolectar los correos electrónicos que sus víctimas enviaban y recibían.

Esto les permitía robar información privada que les daba una ventaja adicional a la hora de comprar y vender acciones en la bolsa. Esta información es muy valiosa en los mercados negros de Internet, y el trío criminal aprovechaba la demanda para traficar los datos que robaba. Ellos mismos también compraron acciones baratas en compañías que estaban a punto de venderse y multiplicar su valor. De esta manera, los criminales consiguieron hacerse de más de 4 millones de dólares con ganancias de las acciones de al menos cinco compañías.

El periódico The New York Times, que dio a conocer el caso, dijo que la banda “buscaba la información con una insistencia extraordinaria” y dio como ejemplo que entre marzo y septiembre de 2015 “intentó más de 100.000 veces ingresar a las redes y servidores de las compañías de abogados afectadas”.

“Este caso que combina crimen cibernético y fraude debería servir para abrir los ojos de las firmas de abogados de todo el mundo: ¡Cuidado! Es y seguirán siendo blanco de hackers porque tienen información valiosa para los criminales”, dijo el fiscal Preet Bharara en Manhattan, Estados Unidos.

Los hackers enfrentan cargos de conspiración, tráfico de información interna, fraude electrónico e intrusión informática. Uno de ellos, Hong, ya se encuentra bajo custodia policial en Hong Kong y está esperando su extradición. Hay una orden de detención para los otros dos sospechosos, pero todavía no se los ha encontrado. Sin embargo, la policía en Macau, donde residen los acusados, dice que no tiene registros de que las autoridades estadounidenses le hayan pedido ayuda para dar con los dos sospechosos.

Fuentes

BBC News

Reuters

CNET News

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *