Sentencian a 8 años de prisión a un cibercriminal que publicaba tutoriales de seguridad informática para terroristas

Un hombre que desde la comodidad de su computadora se convirtió en una figura clave para el desarrollo del grupo terrorista Estado Islámico (EI) ha sido sentenciado a 8 años de prisión. El criminal operaba desde un blog de WordPress que funcionaba como punto de encuentro de terroristas de todo el mundo que buscaban información y tutoriales para realizar sus operaciones.

Samata Ullah fue detenido por las autoridades de Cardiff, Reino Unido. Al revisarlo se descubrió que tenía escondida una memoria USB en uno de los gemelos de su camisa con información que lo vinculaba de forma directa con el grupo terrorista. El USB tenía cargado un sistema operativo Linux y datos del Estado Islámico, incluyendo 15 copias de revistas de propaganda ideológica del grupo.

Al revisar su casa, las autoridades descubrieron más de 6 terabytes de información que compartía con el Estado Islámico en un portal que recopilaba un amplio rango de información útil para los terroristas, incluyendo tutoriales en video, guías y consejos para mantenerse escondidos de las autoridades en la red. “Contenía guías de cifrado, alternativas para evitar la detección de la policía y servicios de seguridad, instrucciones para evadir los sistemas de misiles y una cantidad abrumadora de propaganda ideológica”, explicó la el comandante Dean Haydon, de la Unidad de Combate al terrorismo de la Policía Metropolitana de Londres.

El terrorista fue arrestado el año pasado a raíz de las confesiones de uno de sus cómplices en Kenia. Una operación internacional alertó a las autoridades británicas sobre las actividades de Ullah, que sufre de autismo y se mantenía en contacto con el hombre arrestado mediante conversaciones cifradas de Telegram.

Al principio las autoridades formularon cargos en su contra por ejecutar una versión cifrada de su blog, lo que generó muchas controversias en la comunidad de Internet porque temían la criminalización del cifrado HTTPS. Pero después se reveló la naturaleza del contenido de su blog y que estaba alojado en ZeroNet, un servicio peer-to-peer para mantener los sitios web activos sin necesidad de un servidor central. Su intención con esto, según la fiscalía, era “mantener una copia de su blog en un formato que no pueda ser cerrado o eliminado por las autoridades”.

La fiscalía se refirió a Ullah ante el tribunal como parte de “una nueva y peligrosa cepa de criminales, los cibercriminales”. El delincuente se declaró culpable de los cargos que se le imputaban y el juez lo sentenció a 8 años de prisión, seguidos de 5 años más de libertad condicional.

Fuentes

The Guardian

BBC News

The Register UK

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *