Ataques de hackers despiertan discusiones sobre la seguridad nuclear en Corea del Sur

Los reactores nucleares de Corea del Sur han estado defendiéndose de intensos ataques virtuales durante más de una semana. Los ataques han puesto al país en estado de alerta por posibles emergencias y complicado sus relaciones con Corea del Norte, cuya participación en el ataque no se ha descartado.

Corea del Sur cuenta con 23 reactores nucleares que proveen a la población de un tercio de la energía que consume. Tres de ellos han estado bajo observación intensa porque cibercriminales desconocidos irrumpieron en sus sistemas y exigieron el cumplimiento de una serie de demandas del gobierno si quería evitar que tomaran el control de los reactores para causar desastres nucleares en el país.

Sin embargo, las autoridades surcoreanas afirmaron que las intrusiones son leves y no han alcanzado ninguna parte crítica del sistema. Además, aseguran que estas áreas del sistema no tienen contacto con Internet y están aisladas de los sistemas exteriores, por lo que están a salvo de ataques externos.

"No podemos permitir que los ciberataques detengan nuestras operaciones de energía nuclear", dijo Cho Seok, presidente y jefe ejecutivo de Korea Hydro & Nuclear Power, el operador de energía nuclear afectado. "Seguiremos operando nuestras plantas nucleares de forma segura a pesar de los intentos de sabotaje".

Durante el fin de semana, dos reactores nucleares en construcción comenzaron a emanar gases tóxicos que mataron a tres trabajadores. Aunque se discutió la posibilidad de que los cibercriminales hayan tenido que ver con el accidente, las autoridades de Corea del Sur descartaron la idea recalcando la seguridad de sus sistemas. Aun así, el incidente intensificó las discusiones sobre la seguridad de estas poderosas fuentes de energía y el peligro que implica su inseguridad, tanto virtual como física.

Por su parte, Corea del Norte dijo que las acusaciones en su contra eran "un cruel complot en contra de país comunista" y exigió que se publiquen pruebas de su culpabilidad antes de acusarlo de tales crímenes. "Es una fabricación sin ningún fundamento", dijo un portavoz del gobierno.

Fuentes
The Guardian
ZDNet
RT

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *