Cibercriminales intentaron atacar a Hillary Clinton usando correos fraudulentos

La seguridad informática de la ex Secretaria de Estado y candidata a presidente de los Estados Unidos Hillary Clinton está dando de qué hablar al haberse confirmado que recibía mensajes spam que pudieron haber comprometido su seguridad y la de la nación.

Se han expuesto los mensajes spam que recibió la entonces Secretaria de Estado, que pueden considerarse ejemplares comunes en la vida virtual de cualquier usuario de Internet. Sin embargo, estos mensajes han cobrado una dimensión especial después de que Clinton entrara bajo el escrutinio público en cuestiones de ciberseguridad al descubrirse que conducía asuntos de estado desde su cuenta personal de correos.

Se ha confirmado que Clinton recibió al menos cinco correos electrónicos fraudulentos en su cuenta personal durante 2011, mientras era Secretaria de Estado. Los mensajes eran multas de tránsito falsas que trataban de alarmar al destinatario y convencerlo de que descargara un archivo adjunto con las multas para imprimirlo.

Pero la deuda era inventada y el archivo adjunto infectaba a su víctima con un programa malicioso diseñado para robar la información almacenada en el equipo de su víctima y enviarla a servidores en otros países, uno de ellos en Rusia.

“No existen evidencias que indiquen que ella haya respondido estos correos electrónicos o descargado el archivo adjunto. Como hemos dicho antes, lo único que demuestran estos mensajes es que ella, como millones de estadounidenses, recibió mensajes spam”.

Los expertos en seguridad más de una vez han advertido que la vulnerabilidad humana es el eslabón más débil de la seguridad informática. La amenaza en este caso es leve y un buen programa antivirus actualizado puede bloquearla, pero tiene el agravante de que cualquier error humano podría resultar en la filtración de secretos de estado si la autoridad realizaba asuntos oficiales desde su cuenta personal, hecho por el que se disculpó hace pocos meses.

Fuentes

The New York Times

The Associated Press

The Telegraph

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *