Alertan que empleados externos accedían a audios de Skype bajo condiciones precarias de ciberseguridad

Un ex empleado externo ha denunciado las inseguridad de las revisiones humanas de sus servicios de voz de Microsoft como Skype y Cortana. El ex empleado trabajaba transcribiendo conversaciones para Microsoft desde su casa en Beijing e informó al periódico británico The Guardian que la empresa “no tomó medidas de seguridad” para proteger la información de los usuarios.

Microsoft ha confirmado que subcontrata a terceras personas para que hagan revisiones y transcripciones humanas de fragmentos de conversaciones con la intención de mejorar la calidad de sus programas y servicios. Pero el trabajador, que ha mantenido su identidad en el anonimato, cuestionó la manipulación de estos datos.

Según el contratista, la compañía les daba acceso al sistema que contenía los datos con un nombre de usuario y contraseña que les enviaba en texto legible mediante un correo electrónico que no había sido cifrado. Además, todos los empleados que se habían unido al equipo en el mismo año usaban las mismas credenciales de acceso. “Ahora, después de haberme educado sobre ciberseguridad, me parece sorprendente que me hayan dado la URL, nombre de usuario y contraseña por correo”, dijo el entrevistado.

Además, se dijo que Microsoft tampoco indagaba sobre los antecedentes de los trabajadores antes de contratarlos, sólo les pedían sus datos bancarios para hacerles los pagos. Asimismo, el trabajo lo realizaban desde sus computadoras personales, y no se ha especificado si se ponía en efecto alguna medida para garantizar la seguridad de estos equipos.

A raíz de estas declaraciones ha surgido la preocupación sobre la protección que están recibiendo los datos de los usuarios contra interferencias de cibercriminales o ciberespías gubernamentales. En respuesta, Microsoft dijo que “si existen comportamientos cuestionables o posibles violaciones de parte de uno de nuestros proveedores, nosotros investigamos y actuamos de inmediato”.

También aclaró que los audios que se comparten son fragmentos de menos de 10 segundos y “nadie que revise estos fragmentos tiene acceso a conversaciones más largas”. Sin embargo, el entrevistado dijo que había escuchado miles de audios en el lapso de dos años que estuvo trabajando en este proyecto, y en ese tiempo tuvo acceso a “todo tipo de conversaciones inusuales, incluyendo algunas que pueden haber sido de violencia doméstica”. Esto podría estar relacionado con que Cortana, el asistente de voz de Microsoft, a veces puede ser convocado por error y grabar conversaciones sin que sea la intención de los usuarios.

El programa de transcripciones humanas se expuso por primera vez en agosto de 2019 a través de una investigación de la revista Motherboard. Y aunque es una medida controversial que ha sido descontinuada por otras compañías de tecnología, Microsoft actualizó sus políticas de privacidad para seguir realizándolo con el consentimiento de sus usuarios.

“Hemos actualizado nuestras declaraciones de privacidad para ser transparentes con el trabajo que hacemos, y desde entonces hemos mejorado el proceso de manera significativa moviendo estas revisiones a instalaciones seguras en una cantidad reducida de países”, dijo Microsoft al periódico The Verge. “Seguiremos tomando las medidas necesarias para que los clientes tengan mayor transparencia y control sobre la forma en la que manejamos sus datos”.

Fuentes
Microsoft in trouble after revelation unvetted Chinese contractors listened in on Skype calls with NO security • RT
Microsoft says Skype audio is now reviewed in ‘secure facilities’ after a worrying report • The Verge
Skype audio graded by workers in China with ‘no security measures’ • The Guardian

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *