Cibercriminales se convierten en maestros de escuelas virtuales para hackers

Los cibercriminales han hallado una forma alternativa de ganar dinero que a la vez perpetúa y expande las amenazas informáticas: convirtiéndose en maestros de sus propias escuelas virtuales que enseñan los secretos más oscuros para llevar a cabo fraudes de tarjetas de crédito.

Los investigadores de seguridad de Digital Shadows dieron la voz de alarma sobre la amenaza, que se ha encontrado en foros y mercados cibercriminales de idioma ruso. Las clases para cibercriminales no son nuevas, pero las descritas por Digital Shadows tienen un nivel de profesionalismo que sale de lo común: “Existen muchos cursos disponibles, pero no suelen estar bien organizados, solo cuestan un par de dólares o son gratuitos. Este curso parece una clase virtual que cualquiera de nosotros podría tomar para aprender algo nuevo”, dijo Rick Holland, vicepresidente de estrategias de Digital Shadows.

Los organizadores del curso dicen que no necesitan publicidad ni relaciones públicas, porque la buena reputación del servicio se va esparciendo de boca en boca y así es como mantienen y hacen crecer su negocio. Los delincuentes ofrecen cursos de 20 lecciones diseñados y dirigidos por 5 instructores expertos en estafas de tarjetas de crédito en los que los interesados pueden aprender el oficio en solo 5 semanas.  Cada clase dura entre 1 y 2 horas y permite un máximo de 15 asistentes. El curso se dicta en ruso, así que está dirigido específicamente a los estafadores en esta zona.

“Son seminarios web a los que se puede asistir para participar en conversaciones en vivo y sesiones de preguntas y respuestas. Tienen componentes de seguridad para proteger sus identidades, pero en gran parte es como cualquier curso virtual legítimo”, explicó Holland.

El curso tiene un costo de 745 US$ y se espera que los alumnos inviertan 300 US$ adicionales en materiales. Pero los instructores quieren que se considere este gasto como una inversión, ya que prometen que con estos conocimientos los nuevos cibercriminales pueden ganar más de 3.000 US$ con sólo entre 10 y 12 horas de trabajo semanales. Para ganar adeptos, también se promete una ganancia de hasta 12.000 US$ mensuales para los criminales que trabajen a tiempo completo con los conocimientos y habilidades adquiridos en el curso.

“Las barreras para el cibercrimen siguen bajando. Los criminales sofisticados actúan en un nivel más alto, pero la entrada al negocio del cibercrimen sigue siendo cada vez más fácil. Esto es malo para los consumidores, malo para los bancos y malo para las tarjetas de crédito”, afirmó Holland.

Fuentes

School of card knocks: Russophone criminals offered online courses in credit card fraud The Register

School for scoundrels: Now cybercrooks are learning from online courses, too ZDNet

Back to school: Exclusive online course aimed at budding payment card fraudsters SC Magazine US

Publicaciones relacionadas

Hay 1 comentario
  1. Marcello

    Si el curso es tomado por gente honesta, seria una tremenda oportunidad para aprender sobre las posibles mejoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *