Ecuador invirtió más de 5 millones de dólares en proteger a Assange

Un informe del reconocido periódico británico The Guardian ha causado revuelo al afirmar que el gobierno de Ecuador gastó más de 5 millones de dólares en vigilar y proteger las comunicaciones virtuales de su huésped, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, mientras le daba asilo político en su embajada en Londres.

Las investigaciones del periódico se basan en las declaraciones de una fuente anónima, que confirmó que el gobierno de Rafael Correa, que precedió al gobierno actual, gastó alrededor de 66.000 dólares mensuales de un fondo de inteligencia secreto en una operación que comenzó llamándose “Operación huésped”, pero con los años pasó a conocerse como “Operación Hotel”. Esta operación tenía el propósito de proteger a Assange durante las visitas de importantes líderes políticos, activistas, hackers y periodistas de todo el mundo.

Esto incluyó la instalación de cámaras de vigilancia cuando Assange se mudó a sus instalaciones y el pago de una compañía de seguridad encargada de filmar, registrar y vigilar todas las actividades dentro de la embajada. Además, se agregó personal de seguridad: cuatro guardias que además del salario recibían alojamiento en un departamento de casi 4.000 dólares mensuales en una mansión de estilo eduardiano cerca de la embajada.

El personal de seguridad hacía un seguimiento minucioso de todas las actividades de Assange, registrando todas sus interacciones con los otros trabajadores de la embajada, con su equipo de abogados y demás visitantes. La vigilancia era tan estricta que hasta documentaban su estado de ánimo.

Pero eso no es todo: los informes de The Guardian también acusan a Assange de haber retribuido los esfuerzos de Ecuador con ataques virtuales e intrusiones a las redes de la embajada para abrirse camino hacia las conexiones a Internet satelital que le permitían conectarse a Internet e interceptar las comunicaciones oficiales de la embajada.

Se cree que desde allí, Assange ayudó a llevar a cabo otros ataques que tuvieron serias repercusiones en el panorama político actual. Por ejemplo, se cree que Assange y WikiLeaks estuvieron involucrados en las conspiraciones lideradas por el gobierno Ruso para apoyar la campaña presidencial de Donald Trump en 2016. WikiLeaks publicó una serie de correos electrónicos privados del partido Demócrata y de la campaña de Hillary Clinton.

WikiLeaks respondió con furia a tales acusaciones en una publicación en twitter: “No, @Guardian, @JulianAssange no “hackeó” los satélites de la embajada. Esa es una difamación anónima que acompaña las constantes arremetidas de los gobiernos del Reino Unido y Estados Unidos contra el asilo del Sr. Assange, cuando a él se le hace imposible responder. Los vamos a demandar”.

Por otro lado, la ministra ecuatoriana de Exteriores, María Fernanda Espinosa, abordó el asunto en una conferencia de prensa que dio en Moscú después de reunirse con su colega ruso, Serguéi Lavrov. “Sobre la información aparecida el día de ayer habría que confirmar y verificar. Entiendo que se refiere a información…entre 2011 y 2013… que coincide con un periodo del gobierno anterior”, dijo Espinosa. “Yo no tengo nada más que aportar”.

Mientras tanto, Julian Assange sigue refugiado desde 2012 dentro de la embajada de Ecuador en Londres, dependiendo por completo de la buena voluntad de este país para seguir dándole asilo político, con las complicaciones económicas y políticas que esto implica.

Fuentes
Revealed: Ecuador spent millions on spy operation for Julian Assange • The Guardian
Canciller de Ecuador dice desconocer el supuesto gasto millonario en Assange • La Vanguardia
Julian Assange said to have racked up $5m security bill for Ecuador • The Register

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *