Facebook cierra páginas falsas y deslegitima movimientos sociales legítimos y masivos

Las influencias sociales y políticas de Facebook son cada vez más difíciles de negar y el uso malintencionado de las herramientas que provee la red social para aprovechar este impacto sobre las masas es cada vez más caótico y notorio. Esta semana, el esfuerzo de la compañía por poner orden en su plataforma eliminado los eventos que habían sido creados por cuentas falsas resultó contraproducente, teniendo impactos sociales inconmensurables.

La compañía eliminó 32 páginas falsas que habían logrado conseguir más de 290.000 seguidores. Aunque esta es una medida de seguridad básica y necesaria, el problema está en que esas páginas falsas, que habían estado activas por meses con administradores que incluso interactuaban con sus seguidores, habían organizado eventos de gran convocatoria y habían buscado el apoyo de organizaciones legítimas para darles notoriedad. Por lo tanto, al cerrarse las páginas y los eventos que organizaron, también se anularon movilizaciones sociales de gran interés para sectores sociales.

Un caso que ejemplifica esta situación es el de la página Resisters, que se definía como una organización feminista estadounidense. Los administradores se apresuraron a convocar a una marcha simultánea a la manifestación “Unite the right” que se está preparando para este año. La marcha “Unite the right” (“derecha unida”) tiene antecedentes trágicos: se organizó por primera vez el año pasado en Charlottesville convocando a grupos racistas, de extrema derecha, neonazis y miembros del Ku Klux Klan. De forma paralela a la marcha, y en respuesta a ella, se realizó una contramarcha en repudio al racismo y a las propuestas divisorias de la extrema derecha. El evento resultó en violentos enfrentamientos que hirieron a 30 personas y resultaron en la muerte de una contramanifestante cuando un neonazi abalanzó su camioneta contra la multitud.

Organizaciones legítimas y reconocidas se pusieron en contacto con “Mary”, una de las administradoras de Resisters y creadora del evento, para unirse a la lucha como co-organizadores y ayudar a convocar a la mayor cantidad de seguidores a la marcha en contra de Unite the right. “Estabamos pensando en hacer un evento de Facebook y vimos que ya había sido creado, así que pedimos que nos conviertan en co-organizadores”, dijo Andrew Batcher, del grupo de lucha contra el racismo Shut It Down. De esta manera, movimientos reconocidos como Black Lives Matter depositaron un sinfín de horas y recursos en mantener la página activa, en informar a sus seguidores sobre sus propuestas y en tratar de aumentar la cantidad de asistentes a la protesta.

Pero Facebook descubrió que Mary era una cuenta falsa creada en el exterior y diseñada para promover el caos dentro de los Estados Unidos. Por lo tanto, tanto la página de Resisters como el evento de la contramarcha fueron eliminados por completo de la plataforma junto con todos sus seguidores y con todas las horas de trabajo que sus co-organizadores legítimos habían puesto en él.

Esto afecta de forma directa al movimiento que se estaba gestando en contra de Unite the right, ya que los co-organizadores, que no estaban al tanto de los orígenes malintencionados de Resisters, deberán comenzar de nuevo la búsqueda de seguidores y esto los deja un par de pasos atrás de sus opositores. De esta manera, un conflicto que parece aislado en el mundo virtual de Internet tiene influencias reales en las calles y en la sociedad.

Facebook advirtió que gobiernos opositores al estadounidense, en particular el gobierno ruso, están utilizando su plataforma no sólo para distribuir noticias falsas, sino también para organizar eventos disruptivos. Pero los usuarios afectados parecen más enojados con Facebook que con Rusia: “Facebook le quitó legitimidad a nuestro evento por completo, y a todo el trabajo que activistas en todo D.C. habían hecho con tanto tiempo y esfuerzo”, dijo Caleb-Michael Files, uno de los co-organizadores del evento. “Puede que los rusos hayan sido parte de esto, pero no son ellos quienes están generando e invocando estos sentimientos. Estos son sentimientos reales, no fabricados por Internet”.

Fuentes
Fake Facebook Accounts Latched On to Real U.S. Protest Groups • The Wall Street Journal
How Fake Influence Campaigns on Facebook Lured Real People • The New York Times
Fake news evolved into fake events, and the consequences are scary • The Verge

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *