Hackers se vuelven millonarios robando monedas del juego FIFA

Un hacker y sus tres cómplices han sido sentenciados a prisión por robar las monedas virtuales del juego FIFA, causándole a la compañía EA Games pérdidas de más de 16 millones de dólares.

FIFA es un popular juego desarrollado por la compañía EA Games en que los jugadores pueden dirigir su equipo favorito de fútbol, establecer estrategias, comprar jugadores y manejarlos durante los partidos. El juego premia a los jugadores más asiduos con “monedas FIFA”, dinero virtual que van ganando de acuerdo al tiempo que pasan jugando.

Anthony Clark, un joven de 24 años que vive en California, se encuentra en problemas con la justicia por haber explotado esta moneda virtual para hacerse millonario en el mundo real. Clark ha sido hallado culpable de haber desarrollado un programa malicioso que engañaba a los servidores de EA haciéndoles creer que había jugado miles de partidas en sólo segundos. Su exagerada cantidad de tiempo en el juego lo hizo acreedor de millones de monedas FIFA que consiguió defraudando al juego.

El juego y su dinero virtual han llegado a ser tan populares que se ha creado todo un mercado alternativo extraoficial para intercambiar monedas FIFA por dinero real. Es así como Clark y sus cómplices vendieron las monedas virtuales que habían ganado de forma fraudulenta y consiguieron más de 16 millones de dólares estadounidenses.

La policía federal de Estados Unidos descubrió las actividades de la banda el año pasado y decomisó casas, autos y dinero en efectivo de los jóvenes millonarios. Los tres cómplices de Clark, todos estadounidenses de 24 años, ya se han declarado culpables y ahora todo el equipo espera la sentencia que se dictará a principios del próximo año.

Esta no es la primera vez que los cibercriminales convierten este juego en su mina de oro personal. A principios de año, los dueños de una cuenta de YouTube tuvieron problemas con la ley en Gran Bretaña por haber creado loterías virtuales que funcionaban con monedas FIFA. Algunos años atrás, en 2013, un hacker conocido por atacar servidores de videojuegos también lanzó un ataque contra EA que funcionaba de una manera similar a la de Clark. Este atacante también ganó millones de dólares vendiendo en el mercado negro monedas FIFA que había conseguido de forma fraudulenta.

Este es otro ejemplo de cómo los ciberataques superan la brecha del mundo virtual y pasan a tener un impacto en el mundo real: convirtiendo dinero de juguete en dólares, comprando bienes materiales tangibles y, eventualmente, causando la multa y encarcelamiento de los estafadores.

Fuentes

Infosecurity Magazine

CBS DFW

Engadget

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *