Investigan un caso de ciberespionaje entre equipos de las ligas mayores de béisbol de EE.UU.

Las autoridades de Estados Unidos están investigando al equipo de béisbol, Los Cardenales de San Luis, bajo sospecha de haber irrumpido en la red informática de sus rivales, los Astros de Houston, para robarles secretos de sus jugadores que podrían usar a su favor en juegos de la liga.

Las investigaciones han revelado que funcionarios de los Cardenales habían penetrado en una red en la que los Astros guardaban bases de datos especiales que el equipo había construido con discusiones internas sobre secretos comerciales, estadísticas propias e informes de reclutamientos. En otras palabras: los atacantes consiguieron información clave sobre la organización de los equipos, acceso al “repositorio de información del conocimiento colectivo de béisbol de la organización- el cerebro de los Astros”. “Es información que sin ninguna duda puede usarse para perjudicar a los Astros”, opinó Joshua Green, reportero de Bloomberg que dio uno de los informes iniciales de la investigación.

Se cree que un grupo pequeño de funcionarios realizó los ataques como venganza, para perjudicar al director general delos Astros, Jeff Luhnow, quien ha logrado grandes avances en el equipo a pesar de haber sido un ejecutivo de los Cardenales hasta 2011.

También es posible que hayan utilizado esa vieja conexión con Luhnow para ingresar en las redes de su víctima: aunque todavía no se han confirmado los pormenores del ataque, se cree que los intrusos analizaron una lista de contraseñas que Luhnow había usado en los sistemas de los Cardenales cuando trabajaba en el equipo para adivinar las contraseñas de acceso a las redes de los Astros.

Tanto los Cardenales como las Grandes Ligas de Béisbol han recibido citaciones para entregar a las autoridades su correspondencia electrónica. La investigación todavía se encuentra en proceso, por lo que la oficina de Houston del FBI, que está liderando el caso, no puede discutir los pormenores de los avances.

Fuentes

Wired

Chron

The New York Times

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *