La Interpol desmiembra una banda de clonadores de tarjetas de crédito

Una operación internacional ha culminado con el arresto de más de un centenar de personas en Asia y Europa que formaban parte de una banda de criminales organizados. Los delincuentes habían ganado millones de dólares clonando tarjetas de crédito que después utilizaban para robar dinero de las cuentas de clientes de bancos.

La investigación se realizó en colaboración entre ambos continentes y estuvo activa desde noviembre de 2015, cuando la policía de Malasia recibió una denuncia sobre el caso. Desde entonces, las autoridades comenzaron a vigilar a este grupo criminal para comprender su funcionamiento y estructura. Las observaciones revelaron que los atacantes tenían un centro de operaciones funcionando en Malasia y una gran cantidad de cómplices a lo largo del continente europeo que eran clave para el funcionamiento de la operación criminal.

Un grupo de atacantes conseguía los datos de las tarjetas de crédito y otro se encargaba de duplicarlos en tarjetas de crédito falsas. Los líderes de la banda trabajaban con el apoyo de mulas que retiraban el dinero de cajeros automático con las tarjetas clonadas para quedarse con un porcentaje y lavaban el dinero comprando artículos lujosos por Internet.

Las mulas eran un componente clave de la operación, por lo que se les entregaba pasaportes, pasajes y dinero para gastos personales. Las mulas viajaban por diferentes países retirando dinero, incluyendo el Reino Unido, Francia, la República Checa, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Japón, Corea, Singapur, Indonesia y Vietnam.

Es posible que los criminales hayan conseguido los datos de las tarjetas de crédito con la ayuda de hackers que engañan a sus víctimas con métodos de ingeniería social para que compartan esta información. También se ha vuelto cada vez más común que los atacantes alteren los cajeros automáticos para incluir dispositivos que roban esta información directo de las tarjetas de los clientes de bancos.

Liderados por la Interpol, las autoridades de varios países han arrestado a un total de 105 sospechosos, 9 de los cuales se encontraban en Malasia, 20 en otros países de Asia y 76 en 14 países de Europa.

También se registraron dos lugares donde se fabricaban las tarjetas de crédito clonadas. Allí incautaron 2.371 tarjetas de crédito, tres máquinas procesadoras de tarjetas de crédito y miles de dólares en tres tipos de moneda diferentes. Además, se confiscaron artículos lujosos como joyas, relojes, bolsos y billeteras de diseñador, 22 teléfonos móviles, dos ordenadores portátiles, cinco cámaras y ocho autos de lujo.

Los sospechosos enfrentan cargos de Lavado de dinero, Fraude y Posesión de artículos de procedencia ilícita.

Fuentes
The Register
Finextra
New Straits Times

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *