Un ataque DDoS pudo haber inhabilitado el sitio para registrarse a la votación de Brexit

El año pasado, mientras la población británica se preparaba para dar a conocer su opinión a favor o en contra del Brexit en las urnas, el sitio web destinado a registrarse para la votación quedó inhabilitado de improviso. Al momento se culpó a la oleada de visitantes del sitio web que intentaban registrarse a último momento, pero ahora las investigaciones del caso no descartan que haya sido un ataque DDoS proveniente del exterior de la región.

Un informe del Comité de Administración Pública y Asuntos Constitucionales (PACAC) del parlamento británico dijo que la posibilidad de un ataque DDoS existía y era preocupante. “El colapso de los sistemas tiene indicios de haber sido resultado de un ataque DDoS. Comprendemos que esta es una amenaza común que suele estar vinculada con las redes zombi…, los indicadores clave son el tiempo y volumen del tráfico registrado”, indicó el comité. “PACAC está muy preocupado por las alegaciones sobre interferencias extranjeras”, agregó.

“Las lecciones sobre protección y resiliencia ante las interferencias extranjeras en sistemas informáticos son críticas para el funcionamiento de los procesos democráticos y deben extenderse más allá de lo técnico”, dijo el comité en un sector del informe titulado “Lecciones del referéndum de la UE”.

Aunque el PACAC no culpó de forma directa a ningún gobierno de estos ataques, sí utilizó a Rusia y China para ejemplificar el vínculo entre lo cibernético y las formas de manipular la opinión pública en este tipo de consultas populares. “Estados Unidos y el Reino Unido perciben lo “cibernético” desde un punto de visto técnico y basado en las redes informáticas. Pero, por ejemplo, Rusia y China lo abordan desde un lado más cognitivo, basado en la comprensión de la psicología de masas y explotación de individuos”, dice el informe. “Las implicaciones de estas diferentes percepciones de lo que es un ciberataque son puramente técnicas y van más allá de lo digital para influenciar la opinión pública, por lo que las razones para interferir en elecciones y referéndums son claras”.

Sin embargo, a pesar de sus preocupaciones, la entidad no ha confirmado si las más de 500.000 solicitudes que colapsaron el sitio web son, en efecto, un sabotaje de gobiernos enemigos y no una simple acumulación de ciudadanos urgidos por anotarse para el referéndum durante los últimos días. Lo que el comité sí se apresuró a confirmar es que, sin importar si la saturación de los sistemas fue accidental o malintencionada, la interferencia no afectó el resultado de las elecciones.

Fuentes

Reuters

IB Times

ZDNet

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *