Un tercer hacker acosador del Fappening/Celebgate se declara culpable de haber robado archivos íntimos de casi 100 mujeres famosas

Hace tres años resonó en todo el mundo la oleada de filtraciones que se llegó a conocer como Fappening o Celebgate. Un tercer involucrado en estas filtraciones de fotos íntimas de celebridades y mujeres famosas se ha declarado culpable de cargos que podrían encerrarlo hasta tres años en prisión.

Los responsables del ataque habían irrumpido en las cuentas de iCloud y Gmail de importantes y reconocidas mujeres del ámbito de las artes y los deportes para rastrear sus archivos privados en busca de desnudos, videos y fotografías con contenido sexual para hacerlos públicos en la red.

Emilio Herrera, un hombre de Chicago de 32 años, se ha declarado culpable de haber violado el Acta de Fraude y Abuso Cibernético al haber lanzado ataques fraudulentos a más de 550 cuentas de iCloud y Gmail para conseguir sus credenciales de acceso. Herrera se hizo pasar por un funcionario de servicio técnico del servidor de Internet de sus víctimas y les pidió sus contraseñas para ingresar a sus cuentas.

De esta manera, logró irrumpir en las cuentas de 40 celebridades de ambos sexos. Esto le dio acceso a sus mensajes de correo y documentos almacenados, que descargó con un programa especial que le ayudaba a hacerlo a alta velocidad para que sus acciones criminales no fuesen interrumpidas si las víctimas recobraban el acceso a sus cuentas.

La policía rastreó la ubicación del atacante siguiendo la dirección IP de los correos que había enviado a sus víctimas y confiscó la computadora que lo comprometía en junio de 2015. No se ha explicado por qué les tomó tanto tiempo procesar las evidencias y llegar hasta este punto del caso.

No se han encontrado evidencias que involucren a Herrera en la divulgación del material robado y, según sus declaraciones, el atacante pensaba guardar los documentos para sí mismo. Otros dos hombres también se habían declarado culpables de haber participado en el ataque de manera similar, pero tampoco se los pudo acusar de haber expuesto la información privada en la red.

Los otros dos cómplices de Herrera ya recibieron su sentencia. Ryan Collins, de Pensilvania, recibió una sentencia de 18 meses en prisión el año pasado y Edward Majerczyk, de Chicago, fue sentenciado a nueve meses de prisión.

La filtración no fue solo un ataque virtual, sino también una forma de acoso sexual deliberado a alrededor de 100 mujeres reconocidas como Scarlett Johansson, Jennifer Lawrence, Kaley Cuoco, Selena Gomez, Kirsten Dunst, Ariana Grande, McKayla Maroney, Kate Upton, Winona Ryder, Avril Lavigne y Audrey Plaza, entre muchas otras.

La clara carga sexista del caso implicó un cambio de paradigma en la forma de percibir a las víctimas de estos crímenes y acosos virtuales. Las mujeres dejaron de aceptar la culpa y vergüenza a la que estuvieron inicialmente expuestas por haberse tomado las fotos en un ámbito privado, y pasaron a depositar la culpa no solo en los hackers, sino también en toda la masa de internautas que promueve indirectamente estos actos. La actriz de Hollywood Jennifer Lawrence denunció que aquellos que veían y comentaban en las fotos eran cómplices del crimen y estaban “perpetuando una ofensa sexual y deberían estar hundidos en vergüenza”.

Fuentes

Fappening celeb nudes hacking outrage: Third scumbag cops to charge The Register

Third Man Pleads Guilty to ‘Celebgate’ iCloud Attacks Infosecurity Magazine

Third Hacker Pleads Guilty in Celebgate Photo Leak Variety

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *