Amenazas en Internet para los niños: Un peligro real

 Download Full Report PDF (eng)

Hace mucho ya que Internet dejó de ser terreno exclusivo de los adultos. Los niños de hoy son usuarios de Internet mucho más activos que sus padres. Pero, ¿cuán segura es la Red para que los niños la usen sin el temor de encontrarse con contenidos inapropiados? Para averiguarlo, decidimos investigar las amenazas potenciales en Internet a las que se enfrentan los niños.

La investigación se basó en los datos procesados por nuestra red Kaspersky Security Network. Analizamos los datos de más de un millón de clientes de Kaspersky Lab. Cada uno de ellos se encontró con algún contenido peligroso al menos una vez durante el año pasado.

Los resultados revelan que más de la mitad (59,5%) de los usuarios se encontró con pornografía, más de un cuarto (26,6%) apareció en sitios dedicados a los juegos de azar, uno de cada cinco se topó con sitios de armas y también casi uno de cada cinco se encontró con lenguaje soez.

Porcentaje de usuarios en todo el mundo que se encontró con contenidos peligrosos en 2014

Los sitios con este tipo de contenidos inapropiados (adulto, juegos de azar y armas), además de otros que mostraban drogas, tabaco y alcohol, fueron los más bloqueados por las soluciones de seguridad de Kaspersky Lab. La frecuencia de estas detecciones demuestra claramente la facilidad con que los usuarios se encuentran con estos contenidos en Internet. Cuanto mayor la frecuencia, mayor es la probabilidad.

Dos tercios de los usuarios (67,29%) provino de los servicios de chat. Sólo un número reducido de estos servicios, como los que ofrecen anonimato o con mayoría de suscriptores adultos, representa una amenaza potencial para los niños. Por eso, resulta difícil considerar los encuentros totales en servicios de chat como un indicador exacto del nivel de riesgo para los menores. Sin embargo, los datos confirman la popularidad del chat, y cuanto mayor la popularidad de estos servicios en cualquier país, mayor es la probabilidad de que los niños ocasionalmente, o incluso intencionalmente, se encuentren en un ambiente inseguro de chat. Entonces, por lo menos, la evidencia de encuentros frecuentes con los servicios de chat podría ser una señal para que los padres presten más atención a la naturaleza de estos servicios y a la probabilidad de que sus hijos se vean amenazados.

En términos geográficos, los países con mayor número de detecciones del Control parental son China, EE.UU., Alemania, Reino Unido y Rusia. Francia, Vietnam, Brasil y Argelia también están entre los diez primeros lugares de la clasificación de detecciones de contenidos inapropiados, pero se los considera relativamente más seguros debido a una menor frecuencia de detecciones.

Cada uno de los clasificados entre los diez primeros países más afectados tiene sus propias características distintivas cuando se trata de las amenazas relevantes en Internet para los niños. Por ejemplo, los contenidos para adultos fueron la amenaza más importante para los usuarios en Alemania (con 172 detecciones por usuario), China (144,18), y EE.UU. (126,16). Los contenidos sobre alcohol, tabaco y drogas fueron la principal amenaza para los usuarios en Rusia, Alemania, EE.UU. y Francia. La frecuencia de detecciones fue especialmente elevada en estos países. Este tipo de contenido también fue popular en Brasil y Reino Unido.

El hecho de que el escenario de las amenazas para los niños cambie significativamente de un país a otro es uno de los hallazgos más relevantes de esta investigación. Se trata de una clara señal para los padres en todo el mundo para que presten atención a lo que sus hijos hacen en Internet en sus respectivos países, puesto que cada situación es singular. Para proteger a los menores, recomendamos a sus padres que usen soluciones de seguridad con tecnologías para la protección de menores, y que usen activamente los modos de seguridad para menores en los navegadores de manera que los niños sólo accedan a contenidos apropiados para ellos.

Sin embargo, aunque las tecnologías de protección de menores pueden bloquear sitios cuyos contenidos sean peligrosos o perturbadores para los niños, no son capaces de ofrecer una protección confiable en situaciones en las que los servicios de Internet que tienen un nivel de seguridad predeterminado, como las redes sociales o los servicios de chat, son abusados por depredadores o por usuarios que lanzan campañas de ciberbullying.

La seguridad en el mundo virtual debe ser tomada tan en serio como la seguridad en el mundo real. Por eso es que urgimos a los padres a que participen activamente en la vida real y digital de sus hijos. De ellos depende estar ahí el momento en que sus hijos necesiten su apoyo.

Puedes leer más sobre este tema en el documento completo de la investigación.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *