Accionistas presionan a Apple para que investigue y desarrolle nuevas herramientas de control parental

Dos grandes accionistas de Apple han urgido a la compañía a que inicie investigaciones para evaluar el impacto del uso de iPhones en niños. Los accionistas están convencidos de que hay espacio para mejorar en este campo, y que las soluciones que se puedan plantear marcarán una diferencia importante entre los productos Apple y el resto de los dispositivos del mercado, además de abrir un camino a seguir para los demás fabricantes.

La solicitud la hicieron el fondo de protección Jana Partners y el Sistema de Jubilaciones de Profesores del Estado de California (CalSTRS) mediante una carta abierta. Las organizaciones son dueñas de alrededor de 2 mil millones de dólares en acciones de Apple entre ambas. Es una cifra grande que se achica al lado de los 900 mil millones de acciones del capital total de Apple del momento, pero que no deja de ser significativa en especial considerando la influencia social que tienen ambas organizaciones.

Las organizaciones pidieron a Apple que investigue el impacto de sus productos en niños y reformule las herramientas que ofrece a los padres para regular el acceso a los smartphones de sus hijos.

La carta toma como base estudios de profesores de Harvard y la Universidad de San Diego publicados en el libro iGen, así como una investigación del Centro sobre Multimedia y Salud Infantil de la Universidad de Alberta, que demuestran que existen cada vez más evidencias que vinculan a tecnologías como el iPhone con problemas emocionales y de aprendizaje en los menores de edad.

Los estudios llaman la atención hacia problemas comprobados como: la creciente cantidad de profesores que afirman que sus estudiantes se distraen con sus teléfonos en el aula; los riesgos – incluyendo riesgos de suicidio – vinculados a la falta de sueño en adolescentes que pasan más de 5 horas al día en su teléfono; los vínculos entre el uso excesivo de las redes sociales y la depresión infantil, etc.

“Creemos que existe una necesidad muy clara de que Apple ofrezca a los padres más alternativas y herramientas para asegurar que los consumidores más jóvenes están usando sus productos de la mejor manera posible”, dice la carta de Jana y CalSTRS.

Además de ser una propuesta social, las organizaciones aseguran que son positivas para el negocio de Apple a largo plazo: al notar que Apple hace un esfuerzo por proteger a sus hijos, los usuarios se sentirán más cómodos con el uso de sus productos y Apple puede ganar ventaja ante las otras alternativas del mercado.

“Apple puede jugar un rol definitivo en indicar a la industria que el prestar atención especial a la salud y al desarrollo de la próxima generación es bueno para el negocio además de lo que es correcto hacer. Hacerlo no implica ningún riesgo para Apple, ya que este es un asunto de software (no hardware)”, explica la carta. “Es más, creemos que al abordar este asunto ahora con nuevas herramientas y alternativas para los padres se podría mejorar el negocio de Apple y aumentar la demanda de sus productos”.

Fuentes

iPhones and Children Are a Toxic Pair, Say Two Big Apple Investors The Wall Street Journal

Two Investing Giants Ask Apple To Help Parents Rein In iPhone, Citing Risks To Learning And Health Forbes

Two major shareholders urge Apple to reinvent iPhone parental controls BGR

Publicaciones relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *