News

Albert González afirma que el gobierno estadounidense ordenó y aprobó sus cibercrímenes

Albert González, el pirata informático que fue sentenciado a 20 años de prisión por encabezar uno de los casos más grandes de robo de tarjetas de crédito de los Estados Unidos, ha solicitado al juez que revise su caso debido a que afirma que cometió los crímenes por orden del gobierno estadounidense.

González presentó una petición de 25 páginas en la que se representa a sí mismo, pidiéndole al juez que ignore su admisión de culpabilidad y, por lo tanto, revise su sentencia. González culpó a su ex abogado, René Palomino, de no informarle sobre sus opciones de defensa ni escuchar los deseos de González a la hora de tomar decisiones en su caso.

González asegura que realizó todos los crímenes de los que se declaró culpable mientras trabajaba como informante para los Servicios Secretos de los Estados Unidos. Los agentes David Esposito y Steve Ward le pagaban un sueldo de $1.200 mensuales por mezclarse entre los criminales y delatarlos, y González debía cometer cibercrímenes para evitar que sospechasen de él.

“Sigo pensando que estaba actuando de parte de los Servicios Secretos de los Estados Unidos, y que se me había autorizado y ordenado que cometiera estos actos para recopilar información y rastrear cibercriminales internacionales”, dijo González.

El hacker dijo que los agentes llegaron a tener tanta confianza en él que compartían información secreta con él, lo llevaron a realizar presentaciones a grupos de agentes y discutieron la posibilidad de entregarle un arma para defenderse.

González incluso dice que en una ocasión debía conseguir $5.000 para pagar una deuda en Internet, y que les comentó a los agentes que pensaba robar dinero en Internet porque si no la pagaba perdería su credibilidad entre los cibercriminales. “Haz lo que tengas que hacer y paga la deuda, pero no dejes que te atrapen”, respondieron sus jefes.

Pero, a pesar del fuerte vínculo que González dice que tenía con las autoridades, ellas nunca salieron en su defensa cuando lo arrestaron en 2008. “Esperaba que el Servicio Secreto me tomase bajo custodia y anulase los cargos”, dijo el hacker, pero esto nunca sucedió.

El pirata acusó a su abogado de no luchar por suprimir la evidencia que se encontró en el ordenador de un cibercriminal turco, que lo vinculaba a los crímenes. Según González, la evidencia no debería haberse aceptado porque las autoridades turcas la habían obtenido torturando al cibercriminal hasta que les entregó el código que permitía acceder a la información.

El hacker culpa a su abogado por no haber utilizado la “Defensa de Autoridad Pública” para personas que cometen crímenes por orden de las autoridades. En lugar de ello, Palomino lo convenció de que la mejor opción era declararse culpable porque, si lo hacía, se transferirían los tres casos en su contra (en Nueva York, Massachussetts y Boston) a Boston y recibiría una sola sentencia en lugar de tres.

Sin embargo, el plan no funcionó y González recibió dos sentencias diferentes que suman 20 años en prisión. “Por haber confiado en las falsas promesas de mi abogado y del gobierno, no me declaré culpable consciente y voluntariamente”, afirmó el pirata.

Fuentes:

http://news.cnet.com/8301-27080_3-20051941-245.html Cnet News

In Surprise Appeal, TJX Hacker Claims U.S. Authorized His Crimes Wired News

Government made me do it, imprisoned TJX hacker claims Computerworld

Albert González afirma que el gobierno estadounidense ordenó y aprobó sus cibercrímenes

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Informes

MosaicRegressor: acechando en las sombras de UEFI

Encontramos una imagen de firmware de la UEFI infectada con un implante malicioso, es el objeto de esta investigación. Hasta donde sabemos, este es el segundo caso conocido en que se ha detectado un firmware malicioso de la UEFI usado por un actor de amenazas.

Dark Tequila Añejo

Dark Tequila es una compleja campaña maliciosa que tiene por objetivo a los usuarios ubicados en México, con el propósito principal de robar información financiera, así como credenciales de acceso a sitios populares que van desde versionado de código fuente a cuentas de almacenamiento de archivos en línea y de registro de dominios web.

De Shamoon a StoneDrill

A partir de noviembre de 2016, Kaspersky Lab observó una nueva ola de ataques de wipers dirigidos a múltiples objetivos en el Medio Oriente. El programa malicioso utilizado en los nuevos ataques era una variante del conocido Shamoon, un gusano que tenía como objetivo a Saudi Aramco y Rasgas en 2012.

Suscríbete a nuestros correos electrónicos semanales

Las investigaciones más recientes en tu bandeja de entrada