Anonymous amenaza con revelar las identidades de miembros del Ku Klux Klan

El grupo de ciberactivistas y piratas informáticos Anonymous le ha declarado la guerra al Ku Klux Klan y ha amenazado con revelar las identidades de 1.000 integrantes del grupo de ultra-derecha, una acción que podría tener un fuerte impacto en sus vidas cotidianas, si se toma en consideración que su ideología tiene un intenso rechazo de la sociedad en general.

Esta es la segunda parte de la “Operación HoodsOff“, que se inició el año pasado tras las declaraciones del KKK de que usaría “fuerza letal” ante los protestantes de Ferguson, Missouri, que se manifestaban en contra de un caso de violencia policial que resultó en la muerte de Michael Brown, un joven afroamericano de 18 años.

“Después de haberlos estado vigilando por mucho tiempo, estamos seguros de que la única acción apropiada es generar transparencia a su organización”, dijo Anonymous en una declaración que hizo pública la semana pasada. El grupo ha prometido revelar la información personal de 1.000 miembros del KKK en noviembre, para marcar el aniversario de la primera Operación HoodsOff.

Mientras tanto, los activistas cibernéticos han filtrado el nombre, dirección, dirección de correo electrónico y número de tel’efono de una mujer de Carolina del Norte a la que han identificado como una miembro del Ku Klux Klan. No se ha confirmado que esto sea cierto, y no sería la primera vez que el grupo se equivoca al identificar a alguien.

El año pasado, durante las protestas de Ferguson, Anonymous publicó la información de quien creía que era el policía que había disparado a Michael Brown, pero se equivocó de persona y expuso a un hombre que había trabajado como despachador para la policía pero que nunca se había unido a la autoridad. La víctima inocente de la ineptitud de los hackers estuvo recibiendo ataques y amenazas de muerte durante meses.

Si la segunda parte de la Operación HoodsOff se parece a la primera, la exposición de los datos estará acompañada de ataques informáticos a cuentas de Twitter y sitios web del KKK, Ghoul Squad y otras organizaciones de ultra-derecha similares.

Fuentes

The Christian Science Monitor

NBC News

The Mirror

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *