News

Ataque informático a T-Mobile expone los datos de alrededor de 1 millón de usuarios

La empresa de telecomunicaciones T-Mobile ha sufrido una intrusión informática que expuso los datos personales de más de 1 millón de clientes. La compañía ha confirmado que la información comprometida incluye los nombres, números de teléfono y datos de la cuenta de los usuarios.

Entre los datos filtrados también estaban las características de sus tarifas y planes de telefonía, lo que obliga a la compañía a notificar a los usuarios de inmediato en caso de filtración. Esta es considerada “información de las redes propietarias del cliente”, por lo que está protegida por regulaciones especiales que garantizaron la comunicación rápida del incidente; en caso contrario, la filtración pudo haberse mantenido desconocida para el público por años, como ha ocurrido con otras filtraciones de gran magnitud.

T-Mobile está notificando a sus clientes por mensaje de texto, con un enlace que dirige a una página web que explica la situación: “Nuestro equipo de seguridad ha descubierto y bloqueado el acceso malintencionado y desautorizado a información relacionada con su cuenta inalámbrica pre-pago de T-Mobile”, indicaba el sitio web.

La compañía ha asegurado que no se vieron afectadas las contraseñas de sus clientes ni sus datos financieros, y que estaba haciendo todo en su poder para ponerse en contacto con los afectados y encontrar soluciones al problema. Asimismo, indicó que, aunque todavía estaba investigando el caso para definir la magnitud del ataque, sólo habían sido afectados “un porcentaje de un sólo dígito” de sus clientes, que se calcula que sería alrededor del 1,5% del total de usuarios de T-Mobile, o alrededor de 1 millón de personas.

No se ha revelado si la información fue obtenida de una página web o base de datos interna o de acceso público ni cuánto tiempo llevan expuestos los datos filtrados. Lo que sí se dijo es que el ataque se descubrió en noviembre y se neutralizó “de inmediato”.

“Tomamos la seguridad de su información muy en serio y hemos puesto en efecto una serie de medidas de seguridad para protegerla de accesos desautorizados”, dijo T-Mobile en una publicación en su sitio web. “Lamentamos mucho este incidente y pedimos disculpas por los inconvenientes que puede haberles ocasionado”.

No es la primera vez que T-Mobile pasa por una situación como esta: el año pasado, una filtración comprometió los datos de alrededor de 2 millones de usuarios. Sin embargo, en aquella ocasión también se expusieron las contraseñas cifradas de sus clientes.

Fuentes
T-Mobile confirms customers’ personal data accessed in hack • Engadget
T-Mobile customers’ personal information exposed in hack • Cnet News
More than 1 million T-Mobile customers exposed by breach • TechCrunch

Ataque informático a T-Mobile expone los datos de alrededor de 1 millón de usuarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Informes

MosaicRegressor: acechando en las sombras de UEFI

Encontramos una imagen de firmware de la UEFI infectada con un implante malicioso, es el objeto de esta investigación. Hasta donde sabemos, este es el segundo caso conocido en que se ha detectado un firmware malicioso de la UEFI usado por un actor de amenazas.

Dark Tequila Añejo

Dark Tequila es una compleja campaña maliciosa que tiene por objetivo a los usuarios ubicados en México, con el propósito principal de robar información financiera, así como credenciales de acceso a sitios populares que van desde versionado de código fuente a cuentas de almacenamiento de archivos en línea y de registro de dominios web.

De Shamoon a StoneDrill

A partir de noviembre de 2016, Kaspersky Lab observó una nueva ola de ataques de wipers dirigidos a múltiples objetivos en el Medio Oriente. El programa malicioso utilizado en los nuevos ataques era una variante del conocido Shamoon, un gusano que tenía como objetivo a Saudi Aramco y Rasgas en 2012.

Suscríbete a nuestros correos electrónicos semanales

Las investigaciones más recientes en tu bandeja de entrada