China arresta a sospechosos de haber expuesto a 22 millones de trabajadores del gobierno de EEUU

Pocos después de haber firmado un acuerdo histórico acuerdo de cooperación cibernética con Estados Unidos, el gobierno de China ha arrestado a un grupo de sospechosos de haber llevado a cabo una importante intrusión informática a una oficina del gobierno del país norteamericano.

En septiembre de este año, los líderes de China y Estados Unidos se reunieron para discutir sus políticas de ciberespionaje económico y se comprometieron a detener esta práctica y cooperar entre sí para evitar el robo de información confidencial que podría poner en desventaja económica a cualquiera de ambos países.

En octubre, menos de un mes después del acuerdo, las autoridades chinas detuvieron a un grupo de cibercriminales a los que acusaron de haber participado en una operación de ciberespionaje contra compañías estadounidenses en 2014 para robarles propiedad intelectual. Los arrestos se realizaron a solicitud de Estados Unidos.

Ahora, China asegura que los mismos delincuentes del ataque de 2014 son los responsables de haber irrumpido en la base de datos de la Oficina de Administración de Personal de los Estados Unidos en junio de este año para exponer los datos personales de más de 22 millones de funcionarios actuales y retirados del gobierno estadounidense.

No se han revelado detalles de los arrestos ni las identidades de los sospechosos, pero la agencia de noticias oficial de China, Xinhua News, afirmó que los atacantes eran cibercriminales independientes y no tenían ninguna conexión con el gobierno.

La medida podría considerarse como un gesto del país asiático para mejorar las relaciones bilaterales con su enemigo histórico, pero no ha sido suficiente para convencer a los escépticos, que creen que la intrusión de la Oficina de Administración de Personal fue orquestada por el mismo gobierno chino y esta es una medida falsa para ganarse la confianza de Estados Unidos.

“No sabemos si se arrestó a los verdaderos culpables”, dijo un oficial estadounidense que prefirió mantener el anonimato debido a que es un tema delicado. “China tiene todo un historial de arrestar a gente por crímenes que no cometió o por ‘crímenes contra el estado'”.

Fuentes

The Washington Times

SC Magazine

Reuters

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *