El director de Phantom Secure admite que vendía teléfonos ultra-seguros a carteles de drogas

El Director Ejecutivo de la compañía Phantom Secure ha admitido que cooperaba con los carteles de drogas vendiéndoles dispositivos Blackberry alterados para mantener escondidas sus actividades y evadir a las autoridades.

Vincent Ramos y su empresa, Phantom Secure, se dedicaban a alterar y distribuir los dispositivos en el Mercado Negro. La compañía reforzaba la seguridad de los teléfonos al máximo quitándoles los micrófonos, cámaras y GPS y les instalaba programas PGP (Pretty Good Privacy) para cifrar todas sus comunicaciones, además de sistemas para destruir toda la información guardada en el dispositivo en caso de que el teléfono se pierda o caiga en manos de las autoridades. También redireccionaba todos sus mensajes mediante servidores que se encontraban en otros países para evitar que puedan ser rastreados.

“El servicio de comunicaciones cifradas de Phantom Secure fue diseñado con un único propósito: ofrecer a los traficantes de drogas y criminales violentos una herramienta segura para comunicarse de forma abierta sobre actividades criminales sin temor a ser descubiertos por las autoridades”, dijo el fiscal Adam Braverman.

Las autoridades arrestaron a Ramos en marzo de este año a raíz de una investigación liderada por el FBI, pero que integró a autoridades estadounidenses, canadienses y australianas. Agentes encubiertos de diferentes países se hicieron pasar por traficantes de drogas y se pusieron en contacto con Ramos para ser explícitos sobre sus intenciones criminales.

Ramos cayó en la trampa de los agentes y explicó a los supuestos criminales que la compañía había creado el teléfono “específicamente para este tipo de tareas”, refiriéndose al tráfico de drogas. Por si esto fuera poco, el FBI también persuadió a un ex cliente de Phantom Secure, un miembro del cartel de drogas de Sinaloa que fue detenido por las autoridades, para que declare en contra de Ramos.

Ante la abrumadora cantidad de evidencia en su contra, Ramos se declaró culpable de los cargos que se le imputan con la esperanza de reducir su sentencia, que bordea los 20 años en prisión. En sus declaraciones, admitió que había facilitado el tráfico de drogas – incluyendo cocaína, heroína y metanfetaminas – a Estados Unidos, Australia, México, Canadá, Tailandia y varios países de Europa.

“Gracias a esta investigación, Phantom Secure ha sido desmantelado y su Director Ejecutivo Vincent Ramos enfrenta una larga sentencia de prisión. Estados Unidos investigará y perseguirá a cualquier persona que coopere de cualquier manera a las organizaciones criminales, incluyendo a aquellas personas que les ayudan a ‘esconderse’ de las autoridades”, agregó.

El caso también ha tenido repercusiones sobre la forma de presentarse de otras compañías que proveen servicios para asegurar las telecomunicaciones, que a raíz de este operativo se esforzaron por diferenciarse de Phantom Secure y aclarar que el cifrado y la seguridad de los dispositivos no es un problema si la compañía ofrece sus servicios con responsabilidad, distanciándolos de las operaciones de grupos criminales.

Fuentes
CEO Pleads Guilty to Selling Encrypted Phones to Organized Crime • Motherboard
CEO pleads guilty of conspiring with drug cartels to sell them stealthy Blackberrys • The Register
CEO who sold encrypted phones to drug cartels pleads guilty to DoJ • Engadget

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *