Empieza el juicio al Rui Pinto, responsable de las filtraciones de “Football Leaks”

Este viernes empieza el juicio a Rui Pinto, acusado de haber filtrado más de 70 millones de documentos que evidenciaban una serie de delitos cometidos por personas y organizaciones relacionadas con la industria futbolística.

Pinto, de 31 años, será juzgado en un tribunal de Portugal, donde enfrenta 90 cargos en su contra. Las acusaciones están relacionadas con acceso indebido a sistemas informáticos, robo de datos, acceso ilegítimo, sabotaje informático e intento de extorsión.

Rui Pinto centra su defensa en el argumento de que no es un criminal, sino un informante. Asegura que con sus filtraciones alertó sobre importantes crímenes que la sociedad desconocía que se estaban cometiendo. Es más, entre sus principales testigos está Edward Snowden, el ex agente de la CIA que se encuentra exiliado por filtrar documentos que demostraban el espionaje masivo del gobierno estadounidense hacia sus propios ciudadanos.

Football Leaks era una plataforma similar a WikiLeaks donde se subieron más de 3,4 TB de datos para compartir con los medios de comunicación europeos. A partir de estos documentos se redactaron cientos de artículos que exponían todo tipo de casos criminales: desde evasión de impuestos hasta negocios sucios entre clubes de fútbol y jugadores de renombre.

La información filtrada hizo que la UEFA sancionara al club de fútbol Manchester City por violar el “fair play” financiero. También generó un escándalo mediático cuando se dio a conocer que el futbolista Cristiano Ronaldo había sido acusado de violación por la modelo Kathryn Mayorga, pero el caso no se había hecho público porque se había llegado a un acuerdo extrajudicial en privado. La información expuesta en Football Leaks llevó a que se abran investigaciones en Francia, España, Bélgica y Suiza.

Se cree que Pinto tuvo acceso a esta información después de ingresar de forma ilegal a los sistemas informáticos de clubes, agentes, abogados y fondos de inversiones relacionados con la industria. Asimismo, se cree que había robado dinero de una cuenta en las Islas Caiman y había tratado de extorsionar a un club de futbol a cambio de no exponer su información comprometedora.

Después de realizar los ataques, Pinto se escondió en Hungría por cuatro años, hasta que fue rastreado y extraditado a Portugal en 2019. Allí estuvo en prisión preventiva por un año, hasta que se le permitió el arresto domiciliario por cooperar con las autoridades portuguesas dándoles acceso a documentos cifrados que no habían sido publicados. También ayudó a resolver otros casos, por lo que se encuentra en el programa de protección de testigos.

“Estoy listo para pelear y demostrarle a todos que soy un informante”, le dijo a Der Spiegel. “Será como una lucha entre David y Goliat, porque estaré sólo yo con mis abogados en contra de los poderosos y oscuros intereses de la sociedad portuguesa”.

Fuentes
Football Leaks trial to start in Portugal • BBC News
Juicio a hacker Rui Pinto empieza este viernes con Snowden entre los testigos • La Vanguardia
Football Leaks hacker Rui Pinto faces 90 charges as trial opens • France 24

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *