Fabricante de partes de aviones pierde 54 millones de dólares por problemas de ciberseguridad

Una importante compañía australiana que fabrica partes de aviones ha anunciado que ha sido víctima de un incidente de fraude cibernético que le ha costado 54 millones de dólares en daños.

La compañía FACC AG, fabricante de partes para aviones Boeing y Airbus, anunció la pérdida en su informe trimestral, donde explicó que se debía a un incidente de fraude informático que afectó a su sector de contabilidad.

La empresa aseguró que el ataque no implica daños a su infraestructura informática, seguridad de datos ni derechos de propiedad intelectual. Aunque no especificó qué tipo de amenaza había sufrido, una posibilidad es que los atacantes hayan realizado un ataque de ingeniería social o se hayan hecho con las credenciales de acceso al sistema de sus empleados para irrumpir en los sistemas de contabilidad de la compañía y realizar una transferencia fraudulenta de dinero.

También es posible que haya sido realizado por uno de los propios empleados de la compañía que halló la forma de burlar las medidas de seguridad desde el propio sistema de FACC para realizar la transferencia fraudulenta de fondos.

Los 54 millones de daños a FACC superan por mucho el promedio de pérdidas causadas por el cibercrimen. A pesar del notable daño, la compañía afirmó que el incidente no ha afectado su economía ni sus actividades y sigue funcionando sin interrupciones. Asimismo, FACC aseguró que estaba intensificando sus medidas de seguridad para evitar que este problema se repita y que había hecho las debidas denuncias al banco y solicitudes al seguro.

Sin embargo, el incidente ha tenido un fuerte impacto en el valor de las acciones de la compañía, que cayeron un 17% desde que se dio a conocer la pérdida. Según Bloomberg, esta es una de las mayores caídas de acciones causadas por el cibercrimen hasta la fecha.

El caso se ha dado a conocer sólo una semana después de que el Foro Económico Mundial (WEF) publicara un informe en el que advierte que la mayoría de los países está subestimando el efecto potencial de los ciberataques en las empresas y sus economías.

La policía está investigando el ataque y se están analizando a fondo los servidores financieros de la compañía con la esperanza de encontrar a los responsables.

Fuentes

CSO Online

ComputerWeekly

The Register

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *