GitHub se recupera de un poderoso ataque DDoS realizado por gente real y sin bots

El popular repositorio de códigos GitHub se está recuperando del ataque DDoS más intenso que ha sufrido en su historia, que lo tuvo inactivo o con servicios intermitentes durante una semana.

El proyecto, alojado en servidores de Estados Unidos, recibió un flujo exagerado de tráfico dirigido a toda la red de GitHub, pero con un enfoque más definido hacia dos de sus sitios web: uno de ellos aloja el servicio GreatFire.org, diseñado para evadir los bloqueos de la Gran Muralla de Fuego china. El otro sitio afectado aloja un sitio espejo de la edición china del periódico estadounidense The New York Times.

Las características de las víctimas indican que los ataques pueden haber tenido motivaciones políticas y haber sido ingeniados por los defensores de las restricciones de contenido de la Gran Muralla de Fuego o por el mismo gobierno chino.

Una particularidad de este ataque es que, en lugar de utilizar bots para saturar los servidores de los sitios web, el tráfico fue generado por usuarios de internet reales que estaban dentro y fuera de China.

Pero los análisis del caso indican que los atacantes en realidad estaban siendo controlados por un programa malicioso que forzó a los usuarios a redirigir su tráfico a GitHub sin darse cuenta. Los sistemas de los usuarios estaban infectados con un Javascript malicioso que se había inyectado en los sistemas que utilizaban la herramienta china de análisis de tráfico que ofrece el motor de búsqueda Baidu.

El ataque DDoS perjudicó las operaciones de GitHub durante una semana, pero los ataques se fueron haciendo menos intensos con el paso de los días, hasta que este miércoles el sitio por fin pudo retomar sus actividades con normalidad.

Fuentes:
Evidence links China to GitHub cyber-attack BBC News
Massive denial-of-service attack on GitHub tied to Chinese government Ars Technica
GitHub Back to Normal After Attacks Blamed on China The Wall Street Journal

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *