Hacker ataca a los demócratas y filtra 200 páginas de investigación sobre Trump

El Comité Nacional Democrático (CND) de Estados Unidos, cuyo partido político se está enfrentando contra Donald Trump como candidato republicano en las elecciones presidenciales, ha sufrido una intrusión informática que resultó en la filtración de un documento de más de 200 páginas con información detallada sobre el magnate norteamericano.

La investigación estaba clasificada como “confidencial” por el CND e incluía datos sobre los antecedentes de Trump, incluyendo información sobre su infancia, crianza, negocios, compañías, deudas y decisiones estratégicas de su campaña. El documento también recopila las más anecdóticas citas de Trump a lo largo de sus años de fama: la mayoría ofensivas o denigrantes de una manera u otra. La mayor parte de esta información se puede encontrar con facilidad en Internet o es de conocimiento común de quienes siguen la carrera o campaña de Trump, ya sea para apoyarlo o para combatirlo.

Un usuario que usaba el sobrenombre Guccifer 2.0 publicó capturas de pantalla en su blog de WordPress mostrando imágenes de documentos robados del servidor de los demócratas, acompañadas de un mensaje que decía “atacado por un único hacker”. También filtró algunos documentos completos, incluyendo un archivo fechado el 19 de diciembre que titula “Informe sobre Donald Trump” y plantillas de Excel con información sobre las personas que realizaron donaciones al partido. El hacker aseguró que esta era sólo una muestra de la información que consiguió, y advirtió que publicaría “miles de archivos y correos” en WikiLeaks durante los próximos días.

El CND realizó la investigación sobre la intrusión con la ayuda de la compañía de seguridad Crowdstrike. Juntos intentaron develar los orígenes y efectos del ataque y acusaron a Rusia de haber invadido sus sistemas para robar esta información.

El gobierno ruso ha tomado gran ofensa en estas acusaciones y negado cualquier participación en el ataque: “Es una acusación muy seria”, dijo Peter Mark Van Buren, ex oficial del Departamento de Estado de Rusia. “Los hackers hacen todo lo que pueden para esconderse y si trabajaran para un gobierno extranjero tomarían cada paso necesario para evitar que se los asocie con ese gobierno. De lo contrario, podrían convertir un incidente de hacking en un conflicto diplomático internacional”, dijo Van Buren. “Si el gobierno A es el responsable, dejaría pistas que comprometan al gobierno B para confundir a los investigadores estadounidenses. Eso tiene más sentido”, agregó.

Fuentes

RT

DailyMail

Reuters

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *