Hacker de Nintendo enseña a instalar 700 juegos en NES Classic

Un hacker ha hallado una vulnerabilidad en la consola de juegos Nintendo NES Classic Edition que permite instalar más de 700 juegos en el dispositivo, originalmente diseñado para que solo funcione con 30 juegos clásicos.

La consola NES Classic Edition de Nintendo es una versión en miniatura de la que se hizo tan popular en los 90. Esta nueva versión ha conquistado a un amplio público que incluye los viejos fans de Nintendo que quieren rememorar los viejos tiempos y una población más joven que se ha dejado llevar por la magia vintage sin dejar de lado las comodidades de la tecnología actual.

La consola viene cargada con 30 juegos que incluyen Mario Bros, Metroid, Final Fantasy, Donkey Kong, Castlevania y Zelda. Pero un hacker con el sobrenombre TootyUK ha dado fin a estas limitaciones y ha descubierto la forma de alterar el dispositivo para que puedan jugarse hasta 700 juegos de forma gratuita.

TootyUK publicó su tutorial en un video de 20 minutos de YouTube para que esté al alcance de millones de usuarios. Según el video, no hace falta tener grandes conocimientos de tecnología para alterar el dispositivo con éxito: su técnica se basa en el uso de la aplicación Hachi 2.11, que permite que los archivos comprimidos ROM se utilicen en el NES Classic. El proceso consiste en hacer una copia de seguridad del almacenamiento interno y reemplazarla con una versión modificada con nuevos ROMs. De esta manera, se pueden almacenar hasta 700 juegos en la pequeña memoria de 300MB de la consola.

De todos modos, cantidad no significa calidad: es posible que algunos de los juegos integrados a la fuerza a la consola no corran con fluidez o que se causen daños imprevistos al aparato.

Pero aunque se logren superar los obstáculos técnicos, todavía quedan los riesgos legales de esta práctica, que todavía no están bien definidos. Es posible que estos riesgos puedan aplacarse si los usuarios utilizan versiones pagadas de los juegos que están incluyendo en la consola, pero lo que sí se sabe con certeza es que la garantía dejaría de cubrir un dispositivo alterado.

Aunque Nintendo no se ha pronunciado al respecto, lo más probable es que desarrolle un parche para cerrar esta vulnerabilidad en una de sus próximas actualizaciones.

Fuentes

International Business Times

Tech Radar

University Herald

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *