Hackers alteran una pantalla publicitaria para pasar pornografía en las calles de Buenos Aires

Una pantalla gigante en una de las avenidas más transitadas de la ciudad de Buenos Aires ha sido tomada por atacantes virtuales que cambiaron su contenido publicitario por pornografía gay y mensajes políticos.

La valla publicitaria se encuentra en el barrio Belgrano, en un sector comercial sobre una sucursal de Fravega, una de las tiendas de electrodomésticos más populares del lugar. La pantalla gigante sorprendió a los transeúntes cuando comenzó a pasar un video explícito de pornografía gay a plena luz del día, en uno de los horarios más agitados.

Cuando habían recibido la atención que buscaban, los hackers cambiaron el video por un documento de Word en el que escribieron, en tiempo real, el mensaje “Macri Gato”, usado con frecuencia en Argentina para denigrar al actual presidente del país. Después, complementaron este mensaje con el texto: “¡Viva Perón!”, haciendo referencia al icónico ex presidente populista que dio origen a los principales partidos políticos de izquierda (y de oposición al partido de Macri) en Argentina.

La expresión “Macri Gato” se ha popularizado mucho entre la oposición al gobierno argentino. La palabra “gato” en este contexto tiene dos orígenes: por un lado, viene de la jerga carcelaria y se refiere al sirviente del jefe del pabellón, que admira a quien lo utiliza y denigra a sus inferiores para reforzar su superioridad. Por otro lado, se utiliza esta expresión para referirse a los hombres que “gatillan”, o que pueden pagarle a una vedette por su compañía.

El mensaje se mantuvo a la vista durante algunos minutos, hasta que la empresa Atacama, encargada de la pantalla publicitaria, se enteró del problema y la desconectó. “Desde el momento que ocurrió esto, nuestro equipo trabaja para determinar qué sucedió. En principio sabemos que el sistema de seguridad de la pantalla no fue alterado”, dijo Gustavo Brizuela, vicepresidente de la empresa Atacama.

“Hace 9 años que instalamos la primera pantalla LED y tenemos muchas operando en la Ciudad, jamás sucedió algo similar porque hemos desarrollado una tecnología de avanzada, que además cuenta con auditorias para cumplir con los mayores estándares”, afirmó Brizuela.

Pero, aunque no le haya sucedido antes nada similar a la empresa, este tipo de incidentes no es novedoso. En diferentes partes del mundo, hackers han encontrado vulnerabilidades en estas pantallas de alcance masivo y las han aprovechado para perturbar la rutina de los transeúntes.

Fuentes

El Mercurio Online

El Clarín

La Nación

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *