Juez sentencia a 6 años de prisión a un agente que robó a los cibercriminales de Silk Road

Un agente de los Servicios Secretos de los Estados Unidos ha recibido una sentencia de 6 años de prisión por haber abusado de su autoridad para robar bitcoins a los delincuentes del mercado negro virtual Silk Road mientras lideraba una investigación del sitio con las autoridades.

Shaun Bridges se declaró culpable de cargos de lavado de dinero y obstrucción de justicia en octubre de 2015. Su principal cómplice, otro agente de los Servicios Secretos llamado Carl Mark, recibió una sentencia de 6,5 años en prisión por su participación en las operaciones criminales de Bridges.

“Para mí este es un caso muy serio en el que un oficial público traicionó la confianza pública. Por lo que veo, la motivación fue la avaricia”, dijo el juez Richard Seeborg al momento de dictar la sentencia de Bridges. El juez fue severo en su castigo: sentenció a Bridges a la pena máxima de 71 meses de prisión sin derecho a una reducción de sentencia. “Rara vez me encuentro en la posición de tener que imponer la sentencia máxima, pero en este caso lo haré”, dijo el juez Seeborg. Además, el acusado deberá restituir 475.000 US$ que ganó con sus actos criminales.

Mientras investigaba Silk Road, Bridges tomó el control de la cuenta de uno de los administradores, lo que le permitió acceder a las cuentas de traficantes de drogas y transferir sus bitcoins a su propia billetera virtual en Mt.Gox. El investigador robó alrededor de 20.000 bitcoins, que al momento valían 300.000 $.

Sus acciones no sólo obstruyeron las investigaciones de Silk Road, también afectaron otros casos relacionados. Uno de ellos tenía que ver con Mt.Gox, el sitio de intercambio de bitcoins que las autoridades iban a comenzar a investigar. Adelantándose a las autoridades, Bridges retiró sus bitcoins de la billetera virtual y obtuvo una orden de confiscación civil para los registros del sitio. “Bridges no quería que el caso criminal avanzara porque si el gobierno obtenía los registros, lo habría descubierto”, explicó la fiscal Kathryn Haun.

También creó su propia compañía, Quantum International Investments LLC, que sirvió para lavar el dinero robado y conseguir los dólares en efectivo. Hasta entonces, el valor de los bitcoins que había robado se elevó de 300.000 a 820.000 dólares.

“Bridges cometió los crímenes a lo largo de muchos meses (si no años), durante los cuales tuvo tiempo de reflexionar sobre lo que hacía una y otra vez y de admitir sus crímenes. Pero en vez de detenerse después del primer incidente, siguió actuando con impunidad hasta que lo atraparon”, dijo el juez.

Bridges respondió a su sentencia haciéndose responsable de sus actos: “Estoy muy orgulloso de mi pasado antes de que esto sucediera. He perdido mucho. He aceptado mi responsabilidad”, afirmó.

Fuentes

V3.co.uk

Ars Technica

International Business Times

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *