La base militar más grande de EE.UU. y del mundo se disculpa por haber inquietado a los ciudadanos con un simulacro de ciberataque

La base militar más grande del mundo se ha disculpado ante los ciudadanos de Carolina del Norte por haber causado temor y confusión con un simulacro para evaluar su capacidad de responder a ataques cibernéticos.

La base militar de Fort Bragg en Fayetteville, Carolina del Norte, es la más grande del mundo y es comparable a una ciudad en sí misma: alberga más de 50.000 militares y 30.000 residentes que no forman parte del ejército, así como tiendas, restaurantes, museos, hoteles y todo tipo de negocios. Aunque esto le da cierta independencia, sus residentes también tienen mucho contacto con las ciudades de Fayetteville y Charlotte, Carolina del Norte, por lo que las anormalidades generadas por el simulacro no pasaron desapercibidas en la comunidad.

El ataque virtual simulado dejó sin electricidad a toda la base militar durante 12 horas la noche del miércoles y madrugada del jueves de la semana pasada. Los oficiales de Fort Bragg afirmaron que el simulacro estaba diseñado para “detectar defectos en nuestra infraestructura, operaciones y seguridad”. “Los ciberataques son muy frecuentes en el mundo actual. Este ejercicio es exactamente lo que necesitamos para identificar nuestras vulnerabilidades y trabajar para mejorar nuestra seguridad”.

Los oficiales de Fort Bragg explicaron que no habían anunciado el simulacro porque habría saboteado el ejercicio, que trata de replicar las reacciones que tendrían las personas dentro de la base en caso de que un ataque de este tipo sucediera en realidad. “Comprendemos que el ejercicio puede preocupar a muchas personas dentro de nuestra comunidad y en las zonas más cercanas (…), les pedimos disculpas por eso. Pero debimos identificar modos de poner a prueba a Fort Bragg para que siga siendo capaz de completar misiones”.

Los residentes de Fort Bragg reaccionaron de formas muy diversas: algunos compartieron estados en las redes sociales expresando su desconcierto, mientras que otros pusieron manos a la obra para solucionar el problema. Los resultados del simulacro se mantendrán en secreto, pero el hecho demuestra un interés activo por evaluar y mantener funcionales las ciberdefensas del lugar.

Los oficiales también adelantaron que éste no será el último simulacro al que se enfrentarán los residentes de Fort Bragg: “el Departamento de Defensa requiere que las instalaciones militares realicen ejercicios anuales de evaluación de conducta… con esto en mente, nuestros objetivos se han completado y, como muchos saben, todo ha vuelto a la normalidad”.

Fuentes
Fort Bragg Issues Apology After Fake Cyber Attack Prompts Alarm • Military.com
Fort Bragg cut power for thousands to test ‘real-world reactions’ to a cyber-attack • The Charlotte Observer
The US Army cut power to its largest military base to test reactions to a cyberattack • The Verge

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *