La informante Reality Winner recibe una sentencia histórica por filtrar información sobre ciberataques

Una ex traductora de la CIA ha recibido una sentencia de más de cinco años de prisión por exponer información confidencial de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos. Reality Winner, de 26 años, expuso información que debía ser mantenida en secreto hasta mayo de 2042 sobre ciberataques que pusieron en peligro las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en 2016.

Reality Winner era funcionaria de inteligencia de EE.UU. y lingüista de la Fuerza Aérea estadounidense al momento de su arresto. Extrajo los documentos confidenciales escondiéndolos en su ropa para fotocopiarlos, y las autoridades se dieron cuenta de que alguien los estaba manipulando al notar los dobleces en los papeles.

Los documentos que filtró culpan a ciberatacantes rusos de manipular los resultados de las votaciones presidenciales para favorecer al entonces candidato a presidente Donald Trump. Se describen dos ciberataques supuestamente llevados a cabo por los hackers para impulsar la victoria de Trump: uno dirigido a una compañía que vende programas vinculados con el registro de los votantes; el otro dirigido a 122 oficiales electorales. No se han publicado evidencias que indiquen que los ataques fueron exitosos.

Los defensores de Winner argumentan que gracias a sus acciones se conocen vulnerabilidades clave en los sistemas de votación que pueden ser solucionadas para garantizar la legitimidad de las próximas elecciones. Asimismo, estas revelaciones iniciaron una serie de investigaciones sobre posibles intrusiones virtuales extranjeras en los procesos democráticos estadounidenses y develaron información sobre supuestos ciberespías. Por otra parte, quienes están en contra de Winner la acusan de poner en riesgo la seguridad nacional al exponer información secreta.

Winner compartió la información robada con el periódico The Intercept para que la editara y publicara sin poner en riesgo la seguridad nacional, pero las autoridades siguieron sus rastros físicos y virtuales hasta conseguir suficiente información como para arrestarla. Finalmente, la detuvieron dos días antes de que el periódico publicara el artículo con la información filtrada.

El caso contra Winner, así como los de otros informantes que filtran información de interés público, está lleno de debates y controversias: las leyes estadounidenses contra el espionaje sólo toman en consideración si la filtración se hizo de forma voluntaria y si tuvo un impacto en la seguridad nacional, pero no ofrecen ninguna posibilidad de usar el interés público o la protección de la democracia como argumento de defensa en un juicio. Es por eso que los abogados de Winner optaron por llegar a un acuerdo con la fiscalía y evitar el juicio.

Reality Winner se enfrentaba a más de 10 años en prisión pero se declaró culpable de un cargo de transferencia de información de seguridad nacional para reducir su sentencia a 63 meses en el trato que hizo con la fiscalía en julio. El juez confirmó la sentencia esta semana. Los abogados de Winner aseguran que esta es la sentencia más larga que una corte civil haya otorgado hasta el momento por un crimen federal que implique la filtración de información confidencial a los medios de comunicación.

Fuentes
Reality Winner, leaker of secret report on Russian election hacking, gets 5 years in prison • Chicago Tribune
Reality Winner: NSA contractor jailed for five years over classified report leak • The Guardian
Winner, Winner, prison dinner: Five years in the clink for NSA leaker • The Register

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *