La policía de EE.UU. atrapa in fraganti a dos ladrones de cajeros automáticos disfrazados de técnicos de reparación

Una llamada en el momento justo denunciando el comportamiento sospechoso de dos “técnicos de reparación” ha resultado en el arresto de dos personas en Estados Unidos acusadas de llevar a cabo una red de ataques diseñados para vaciar las reservas de dinero de los cajeros automáticos del país.

Los arrestos no fueron el resultado de ninguna gran operación internacional como suele ser el caso en estas situaciones, sino que se dio por una llamada que denunciaba el comportamiento sospechoso de los dos atacantes que se encontraban en pleno acto criminal.

Los atacantes se disfrazaban de técnicos para ingresar a los cajeros automáticos y manipularlos sin llamar la atención, pero los guardias de Citizens Bank que revisaban las cámaras de seguridad se dieron cuenta de la irregularidad del procedimiento mientras ocurría y llamaron a la policía para que evaluara la situación.

Cuando la policía llegó a la escena, encontró a Alex Alberto Fajín Díaz, de 31 años, y a Argenys Rodríguez dentro de un auto blanco Honda Civic similar al que se había visto en un ataque previo a un cajero automático. Mientras los interrogaban, los oficiales escucharon de fondo el sonido del cajero automático expidiendo dinero. En total, el cajero expidió 40 billetes de 20 dólares delante de la policía.

Al revisar con profundidad el vehículo en el que se encontraban los delincuentes, la policía halló destornilladores, herramientas, dispositivos electrónicos y cables. “Tengo entendido que estas herramientas y dispositivos electrónicos son las mismas que se necesitan para comprometer los cajeros automáticos y forzarlos a que vacíen todos los billetes que contiene”, dijo la agente especial del Servicio Secreto estadounidense Molly Reale.

La policía también halló una bolsa llena de billetes de 20 dólares en el auto de los sospechosos y una cantidad inusualmente grande de billetes de este corte en sus bolsillos. En total, portaban más de 9.000 dólares en billetes de 20.

Cinco días antes, las cámaras de seguridad habían registrado un ataque a un cajero automático de Citizens Bank en Rhode Island, en el que dos hombres disfrazados de técnicos de reparación pasaron una “buena cantidad de tiempo” dentro del cajero automático y continuaron el ataque desde su Honda Civic blanco. En aquel ataque, robaron más de 50.000 dólares al banco.

Ataques con las mismas características se detectaron en dos lugares de Connecticut – Hamden y Guilford – días antes de que la policía encontrara in fraganti a Fajín Díaz y Rodríguez. Por el crimen de fraude bancario, ambos atacantes se enfrentan a una sentencia máxima de 30 años de prisión.

Este no es el primer ataque a cajeros automáticos que se conoce: es más, este tipo de amenazas son cada vez más frecuentes en Europa, México y Asia. Aun así, la semana pasada, el Servicio Secreto de Estados Unidos dijo que los cajeros automáticos de todo el país habían perdido más de 1 millón de dólares a causa de estos ataques, de los que acusaba a grupos criminales internacionales.

También la semana pasada, el investigador de seguridad Brian Krebs publicó detalles sobre este tipo de amenazas. Primero, los atacantes seleccionan el blanco de sus ataques: algún cajero automático en un lugar desolado, donde puedan pasar tiempo manipulando el aparato sin levantar sospechas. Disfrazados de técnicos de reparación, y con la ayuda de un estetoscopio médico, ubican la sección interna del cajero automático donde deben conectar un cable que lo vincule con su computadora portátil.  Mientras el cajero muestra un mensaje de “fuera de servicio”, los atacantes pueden obligar al equipo a expedir todo su dinero para que una mula de dinero pase a buscarlo.

Fuentes
Two men charged in jackpotting scheme that drains ATMs in minutes Ars Technica
US charges two men over ATM ‘jackpotting’ The Verge
U.S. charges two suspects in ATM ‘jackpotting’ case Reuters

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *