La rebeldía ante la autoridad ubica a los hackers argentinos entre los más codiciados del mundo

Las décadas de violentas dictaduras y tensiones políticas en Argentina que ponían en jaque la obediencia forzada y glorificaban la rebeldía ante la autoridad han convertido a Argentina en uno de los principales forjadores de piratas informáticos del mundo entero, según un informe del periódico estadounidense The New York Times.

La Eko Party 2015, el evento de seguridad virtual más grande de Latinoamérica, se acaba de llevar a cabo en Buenos Aires y ofreció la oportunidad de pensar en el rol de los hackers argentinos en el panorama mundial.

Según el informe de The New York Times, a diferencia de los hackers brasileños, conocidos por sus aportes al cibercrimen, los piratas argentinos son conocidos por ayudar a proteger el mundo virtual y el país latinoamericano es uno de los lugares preferidos de las compañías y gobiernos extranjeros para contratar hackers que les ayuden a defender sus sistemas contra cibercriminales y ciberespías.

Pero, ¿a qué se debe esta afición por burlar las reglas en pos de la seguridad? Según el periódico, el pasado histórico del país tiene mucho que ver con su actualidad virtual. “Quienes crecimos bajo un régimen militar — donde nos decían qué leer, qué películas ver, a qué dios adorar— aprendimos a doblegar las leyes. […] Para nosotros, el hacking se convirtió en un estilo de vida”, dijo Norma Morandini, senadora de la provincia de Córdoba, en la conferencia.

Las duras restricciones a las importaciones establecidas para controlar la intensa crisis económica del país lo mantienen con muchas limitaciones tecnológicas que hacen que muchos productos tecnológicos comunes en el resto del mundo sean imposibles de conseguir o cuesten el triple que en el exterior. Por lo tanto, la única forma de conseguir algunos productos es burlando al sistema.

“Burlar al sistema es parte de la mentalidad argentina”, opinó Cesar Cerrudo, investigador de seguridad argentino nacido y formado en la provincia de Entre Ríos. “A no ser que seas rico, creces sin una computadora o leyendo libros. Para conseguir programas nuevos tienes que hackearlos, y debes aprender por tu cuenta todo lo necesario desde el inicio”.

Los hackers son conocidos por sus “ataduras con alambres”, sus soluciones creativas y de bajo presupuesto a problemas complejos. “Debes lograr tu cometido sin recursos, sin las últimas tecnologías, con conexiones Wi-Fi precarias”, opinó el analista político Sergio Berensztein. “Improvisamos soluciones creativas porque no tenemos otra opción, y muchos han aplicado este principio a la industria técnica”.

Fuentes

The New York Times

Fox News

El Clarín

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *