Microsoft: los jóvenes caen más seguido en estafas informáticas que los abuelos

Un estudio que Microsoft ha publicado esta semana ha roto el mito de que los adultos mayores son los más ingenuos a la hora de lidiar con las amenazas de la tecnología e Internet. La investigación de Microsoft determinó que los “millennials”, los adultos más jóvenes que vivieron el cambio de milenio y el surgimiento de las nuevas tecnologías, son en realidad el grupo más vulnerable a los estafadores que fingen ofrecer asistencia técnica.

Microsoft realizó la investigación con la Alianza Nacional de Seguridad Cibernética (NCSA) y la publicó como parte del Mes Nacional de la Consciencia sobre Ciberseguridad. El estudio basó en una encuesta que se realizó a 1.000 adultos de todo el mundo.

Los datos revelaron que dos de cada 3 personas han tenido contacto con este tipo de estafas, que consiste en que los estafadores llaman por teléfono a las víctimas haciéndose pasar por alguna compañía para decirles que su equipo está infectado. Los delincuentes se ofrecen a ayudarles a deshacerse del problema si les pagan una suma de dinero. Pero si las víctimas caen en la trampa, no solo son estafados pagando por un servicio que no necesitan, sino que les otorgan acceso remoto al equipo y les dan el poder de utilizar sus datos como les plazca.

“Algunos delincuentes tratan de ingresar al equipo de las víctimas mediante acceso remoto”, explicó Michael Kaiser, Director Ejecutivo de la NCSA. La amenaza es un peligro para usuarios particulares y corporativos: “si el equipo está conectado a la oficina, contiene información corporativa o acceso a las credenciales de la empresa, podría ser un gran riesgo para la compañía”.

Uno de cada 5 usuarios, la mayoría de India (54%), China (35%) y Estados Unidos (33%) se dejó llevar por los engaños de los delincuentes y continuó con las acciones esperadas por los delincuentes. Esto significa que visitaron sitios fraudulentos, descargaron programas maliciosos, le dieron acceso remoto a los criminales, les entregaron los datos de sus tarjetas de crédito o les pagaron el monto solicitado.

La mayor sorpresa del estudio fue la edad de los usuarios que caían en el engaño: el 17% de las víctimas temía más de 55 años, el 34% tenía entre 36 y 54 años y más de la mitad tenía entre 18 y 34 años. “Muchas veces creemos que estas estafas están dirigidas a los adultos mayores, pero muchos millennials cayeron en esta estafa”, dijeron los investigadores.

El estudio también notó que estas estafas están aumentando, expandiéndose y ampliando sus tácticas de ataque. Los estafadores de ahora combinan ventanas emergentes, mensajes spam, sitios web maliciosos y llamadas telefónicas para llegar a la mayor cantidad posible de víctimas. Los adultos mayores son más vulnerables a las llamadas telefónicas, mientras que los más jóvenes se dejan engañar con mayor facilidad por los sitios fraudulentos y ventanas emergentes.

Fuentes

Dark Reading

Stay Safe Online

TechSpot

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *