Sentencian al dueño de Silk Road a pasar el resto de su vida en prisión

Ross Ulbricht, fundador del mercado negro virtual Silk Road, ha sido sentenciado a dos cadenas perpetuas consecutivas sin posibilidad de libertad condicional por haber creado y dirigido uno de los mayores sitios web de intercambio de servicios criminales del mundo.

El estadounidense de 31 años enfrentaba cinco cargos, dos de los cuales podían resultar en cadenas perpetuas. La sentencia mínima para los crímenes de Ulbricht era de 20 años en prisión, pero los fiscales no la consideraban suficiente y lucharon por aumentarla.

Se acusa a Ulbricht de haber creado un “imperio de las drogas” en Internet. Su sitio servía para intercambiar todo tipo de servicios ilegales, desde narcóticos hasta sicarios. Es más, el propio Ulbricht todavía tiene un juicio pendiente en Maryland porque se lo acusa de haber contratado sicarios mediante el sitio web para matar a seis personas que trataron de extorsionarlo.

“No se equivoquen: Ulbricht era un traficante de drogas y criminal que explotó las adicciones de la gente para contribuir a la muerte de al menos seis jóvenes”, dijo el abogado de la fiscalía Preet Bharara. “Ulbricht pasó de esconder su identidad cibercriminal a ser la cara del cibercrimen y, como la sentencia de hoy demuestra, nadie está por encima de la ley”.

Los usuarios y administradores del sitio se mantenían protegidos por la red de anonimato Tor hasta que el FBI logró detectar la ubicación de su servidor y develar la identidad de su administrador con métodos controvertidos, hecho que la defensa trató de usar a su favor para disminuir la sentencia.

Ulbricht había entregado al juez una carta poco antes de que dictara su sentencia, implorándole que no lo obliguase a pasar el resto de su vida en prisión. “Como yo lo veo, la cadena perpetua es más cercana a la de muerte que a una sentencia por un tiempo definido. Ambas te condenan a morir en prisión, sólo que una cadena perpetua toma más tiempo”, escribió Ulbricht. “Tuve mi juventud y sé que deben quitarme mis años adultos pero, por favor, déjenme tener mi vejez”.

“Por favor, déjenme una pequeña luz al final del túnel, una excusa para mantener mi salud, para soñar con mejores días y una oportunidad de redimirme en el mundo libre antes de conocer a mi creador”, pidió al juez.

Pero a pesar de esto, el juez sentenció a Ulbricht a servir cinco sentencias consecutivas: una de 20 años, otra de 15 y dos cadenas perpetuas. El acusado deberá servir todas las sentencias de forma consecutiva y sin la opción de libertad condicional.

La sentencia es todavía mayor a la que pidió la fiscalía. La juez Katherine Forrest describió a Ulbricht como “una persona complicada” que no encajaba en el típico perfil criminal. Aun así, dijo que “no es mejor que ningún otro traficante de drogas”.

La juez dijo que Silk Road “fue un proyecto organizado de toda su vida”. “Querías que sea tu legado. Y lo es”, dijo la juez Forrest al dictar su sentencia.

Fuentes

Cnet News

The Guardian

The Register

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *