Uber contrata a los hackers de Fiat Chrystler para que le ayuden a desarrollar conductores automáticos

La compañía Uber Technologies ha contratado a los dos hackers que causaron sensación este año con sus investigaciones para tomar control a distancia de un automóvil.

Charley Miller y Chris Valasek han estado dando mucho de qué hablar con la culminación de sus tres años de investigaciones sobre seguridad informática automotriz. Los investigadores presentaron sus descubrimientos el mes pasado en la conferencia BlackHat en Las Vegas, donde explicaron que los automóviles Fiat Chrystler son vulnerables a ataques de hackers que pueden tomar el control de funciones críticas del vehículo con sólo saber su dirección IP pública.

Uber Technologies, conocida por su famosa aplicación que pone a disposición de los usuarios una red de transporte, también está desarrollando un vehículo de control automático. Por esta razón, se ha mostrada interesado en los aportes de Miller y Valasek y ha reforzado su equipo contratando a ambos investigadores en su compañía. Miller y Valasek operarán desde las oficinas de investigación de vehículos de conducción automática y robótica a partir de esta semana, pero también trabajarán de cerca con los jefes de seguridad, John Flynn y Joe Sullivan.

Esto recalca la importancia de la seguridad informática en una época de transición de los vehículos, que necesitan ponerse a prueba ante nuevas amenazas virtuales a medida de que aumentan su dependencia en funciones automáticas y conectadas a Internet.

“Creo que está de más decir que si la seguridad no es impenetrable, los coches automáticos no irán a ninguna parte”, opinó el año pasado Woodrow Hartzog, profesor de derecho y afiliado al Centro de Internet y Sociedad de la Universidad de Stanford. “Si se descubre algún error, cualquiera que sea, en la seguridad cibernética de un auto, tenemos una amenaza física inmediata”.

Miller y Valasek son sólo dos de las últimas grandes adquisiciones de capital humano de Uber, que ha estado contratando a cientos de expertos de otras grandes compañías, como Facebook y Google, para que se unan a su equipo de trabajo.

La compañía ha estado haciendo fuertes inversiones en su seguridad desde que un ciberatacante irrumpió en sus sistemas informáticos en septiembre y robó la información personal de 50.000 conductores de la compañía.

Fuentes

The New York Times

The Christian Science Monitor

Wired

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *