Un ciudadano nigeriano es extraditado a EE.UU. por sus supuestos nexos con una banda de cibercrimen organizado

Un ciudadano nigeriano ha sido extraditado a Estados Unidos para responder a cargos relacionados con delitos informáticos. Babatunde Martins, de 64 años, se ha presentado por primera vez ante un tribunal de Tennessee para defenderse ante acusaciones que lo implican en un grupo criminal que planificó y ejecutó un fraude informático contra una empresa de bienes raíces con sede en Memphis.

Se cree que los atacantes realizaron las operaciones entre junio y julio de 2016, utilizando técnicas complejas para mantener el anonimato como la falsificación de direcciones de correo y redes virtuales privadas. La intención era identificar transacciones fraudulentas grandes y ponerse en contacto con quienes harían el pago para desviarlo hacia cuentas que estaban bajo su control.

El grupo criminal contaba con una red de mulas de dinero en Estados Unidos, que alargaban la distancia entre el origen del dinero robado y los destinatarios finales para dificultar su rastreo e identificación. Tras cumplir este recorrido, las ganancias llegaban a su destino final en África.

Estas estafas generaron pérdidas de millones de dólares a ciudadanos alrededor del mundo, y de cientos de miles de dólares a compañías y ciudadanos independientes de Memphis. Los daños ocasionados a los ciudadanos estadounidenses permitieron que Estados Unidos pidiera la extradición de los implicados, entre los que se encuentra Martins.

Se cree que Martins estuvo implicado en varias de las estafas de Internet para reclutar mulas de dinero que transfirieron los fondos robados. También se lo vincula con la compañía Afiocean LTD, de la que se cree que era dueño y usaba para lavar el dinero robado.

Martins residía en Ghana, pero fue trasladado a Estados Unidos para hacer frente a acusaciones de conspiración para cometer fraude informático, fraude informático, conspiración para cometer lavado de dinero y robo de identidad agravado.

La fiscalía comenzó a hacer las imputaciones en 2017, y hasta la fecha se han arrestado y dictado sentencias contra 5 de 11 personas, excluyendo a Martins.

Los cinco individuos se han declarado culpables de haber participado en la estafa, y los últimos en recibir su sentencia por ello fueron Olufalojimi Abegunde, de 33 años, y Javier Luis Ramos-Alonso, de 30. Abegunde recibió una sentencia de 78 meses en prisión y Ramos-Alonso deberá pasar 31 meses tras las rejas. Las investigaciones continúan para rastrear y responsabilizar a las demás personas que formaron parte de los ataques.

Fuentes
Nigerian Citizen Extradited to Memphis in Connection with Prosecution of Africa-Based Cybercrime and Business Email Compromise Conspiracy • Department of Justice
Nigerian Extradited to U.S. Over Role in Major Cybercrime Scheme • Security Week
Alleged Nigerian social engineer wins free flight to the US for business email fraud and love scams • The Register

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *