Un hacker de Anonymous se adueña de las cuentas del Estado Islámico para publicar propaganda LGBT

Un hacker de Anonymous le ha hecho frente a la agrupación terrorista Estado Islámico para defender a la comunidad homosexual de sus ideologías homofóbicas. Motivado por la tragedia de Orlando, el hacker irrumpió en las cuentas de Twitter de diferentes agrupaciones vinculadas con el EI para publicar desde allí contenido a favor de los derechos de la comunidad LGBT.

El tiroteo en una discoteca gay de Orlando hace unas semanas ha despertado la necesidad de acción de los activistas de todo el mundo, incluyendo el mundo virtual. Un hacker de Anonymous se ha unido a este movimiento internacional en defensa de las víctimas, pero abordando sus acciones desde un ángulo moral debatible desde la perspectiva de la seguridad informática.

El hacker, que operaba con el seudónimo WachulaGhost, irrumpió en las cuentas de Twitter asociadas con el Estado Islámico y les cambió el contenido para que su foto de perfil muestre la bandera del orgullo gay, sus publicaciones dirijan a videos explícitos de pornografía homosexual y, en algunos casos, para que el nombre de la cuenta muestre su firma.

El Estado Islámico, que predica una versión extremista, separatista y violenta del islam, ha estado utilizando sus redes sociales para felicitar al atacante e incitar más acciones de este tipo. El hacker dijo que no le importó cometer un crimen cibernético considerando las circunstancias. “Se perdieron muchas vidas inocentes. Sentí que había algo que podía hacer contra el Estado Islámico para defender a esa gente”, dijo WachulaGhost. “No se tolerará que se tomen vidas inocentes”, agregó.

Twitter ha eliminado las cuentas comprometidas por WachulaGhost debido al contenido violento de sus publicaciones originales que incita al terrorismo. El hacker se quejó de que la compañía priorizara eliminar las cuentas sobre las que él tenía control en vez de las que seguían funcionando bajo el control del Estado Islámico. La agrupación terrorista está muy bien organizada y Twitter es una herramienta clave para sus comunicaciones. Es por eso que la compañía ha eliminado cientos de miles de cuentas hasta la fecha por albergar contenido que incita al terrorismo.

WachulaGhost se considera a sí mismo una especie de guardián. “Creo que tenemos un propósito en la vida, al menos creo que yo lo tengo”, dijo a los medios de comunicación. “Mi meta cuando me levanto por la mañana es ver mensajes del EI que me dicen que me van a matar o a cortar la cabeza. Mientras más enojados estén, más feliz me hacen”.

Fuentes

Mirror UK

The Guardian

The Hill

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *