Una campaña de inserción tecnológica pone en circulación una controvertida encuesta para detectar a niños cibercriminales

En Inglaterra se ha iniciado una campaña llamada “De Hackers a Héroes” para incentivar la inserción de los niños y jóvenes al mundo de la programación y nuevas tecnologías. Como parte del programa se ha desarrollado un cuestionario para ayudar a los padres a detectar si sus hijos son hackers involucrados en el cibercrimen.

Los puntos que se presentan como comportamientos alarmantes han dado mucho de qué hablar, ya que muchos de ellos afectan a una gran cantidad de amantes del mundo cibernético que no tienen nada que ver con el cibercrimen, y al sacarse de contexto podrían ser magnificados más de lo debido. Algunos de estos puntos son: “Sus profesores dicen que el niño tiene un interés muy grande en las computadoras, tanto que podría afectar su interés en otras materias”, “Pasa tanto tiempo en Internet que está afectando sus hábitos de sueño”, “Tiene pocos amigos reales pero tiene largas conversaciones sobre computadoras con sus amigos de Internet” y “Tu conexión a Internet se pone más lenta o se detiene, lo que está causado por hackers rivales que están tratando de sacarlo de la red”. El cuestionario también insinúa que se preste particular atención a los niños con Asperger o autismo, porque “son más propensos a convertirse en hackers”.

El programa está liderado por la organización YoungFed y diseñado para niños de entre 8 y 18 años. La elaboración del cuestionario estuvo a cargo de Vince Warrington, quien se presentó como un “líder y empresario de seguridad informática que ha ayudado tanto al gobierno como a compañías privadas a mantener la seguridad de sus datos”.

Según Warrington, hay que buscar señales de alarma desde pequeños porque se conocen casos de niños desde 8 años involucrados en casos de cibercrimen. Warrington afirmó que la mayoría de las veces el problema comienza con los juegos de Internet, atacando a grupos rivales en sus juegos preferidos o compañías de juegos que han tomado alguna medida que les disgustó.

Esta no es la primera vez que se trata de educar al público con información controvertida para que pueda detectar comportamientos cibercriminales en menores de edad. La Agencia Nacional de Crimen de Gran Bretaña también publicó un cuestionario con este fin a finales de 2015, con resultados similares. En este cuestionario, se pedía a los padres que sospecharan de sus hijos si respondían de forma afirmativa preguntas como: “¿Pasa su hijo mucho tiempo en Internet? ¿Le interesa la programación y tiene material para aprenderla por su cuenta?¿Tiene patrones irregulares de sueño? ¿Está aislado de la sociedad?

Muchos conocedores del tema han criticado este tipo de encuestas. Tomando en cuenta que en la mayoría de las familias modernas todavía existe mucha ignorancia respecto a las nuevas tecnologías, los peligros del mundo virtual y cómo pueden afectar a sus hijos, una encuesta que ponga como señal de alerta cuestiones tan comunes puede causar más daño que bien al demonizar la pasión por las computadoras, alejar a los niños de la programación y causar pánico innecesario.

Fuentes

The Next Web

Liverpool Echo

The Register

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *