Una vulnerabilidad en Messenger de Facebook permite a los atacantes cambiar el contenido de las conversaciones privadas

Se ha descubierto una falla de seguridad en la aplicación de mensajería “Messenger” de Facebook que permite a los usuarios modificar de forma arbitraria los mensajes, enlaces, fotos o archivos que se han enviado en conversaciones privadas de la red social sin avisar de los cambios a los demás miembros del chat.

Roman Zaikin de la compañía de seguridad CheckPoint descubrió la vulnerabilidad y explicó los pormenores de la amenaza en un video que publicó en YouTube, no sin antes haberle informado a la red social sobre el problema y haber esperado a que lo solucionara.

“Los cibercriminales que exploten esta vulnerabilidad pueden cambiar una conversación entera sin que la víctima lo note. Lo peor es que el atacante podría implementar técnicas de automatización para poder alterar las conversaciones futuras y así seguir burlando las medidas de seguridad”, dijo Oded Vanunu, director de investigaciones de vulnerabilidades en productos de CheckPoint. Esto les ayudaría a lanzar ataques chantajistas exitosos que perduren en el tiempo.

La falla podría hacer que los delincuentes inserten malware en las conversaciones viejas, lo que sería de gran eficacia porque los mensajes parecerían legítimos al provenir de contactos conocidos y de confianza.

La vulnerabilidad podría explotarse con un sinfín de fines criminales. Como las conversaciones de chat pueden considerarse evidencia legal en muchas investigaciones, los delincuentes podrían utilizar esta vulnerabilidad a su favor para fabricar evidencias falsas que encubran sus delitos o incriminen a inocentes.

La buena noticia es que CheckPoint informó a Facebook de la amenaza tan pronto como la descubrió y la red social no tardó en desarrollar y publicar un parche para este problema, por lo que los usuarios ya no se encuentran en riesgo por esta amenaza.

Fuentes

Security Brief New Zealand

Digital Trends

Stuff New Zealand

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *