Cada uno ve… lo que no pidió ver

A finales del primer trimestre Kaspersky Lab descubrió el troyano modular Backdoor.AndroidOS.Triada, que descargaba otros troyanos y les concedía derechos de superusuario y la posibilidad de incrustarse en los procesos del sistema. Poco tiempo después, el 15 de marzo, encontramos uno de los módulos, que permite lanzar un peligroso ataque de suplantación de direcciones URL en el navegador. Leer el artículo completo